Vie. Oct 7th, 2022

LOGÍSTICA

LOGÍSTICA URBANA

“El futuro va a ser más de colaborar que de competir”

Pedro Marín, Director de Logística y Planificación de la Demanda & Distribución de Pascual

Por María Victoria de Rojas

En Pascual trabajan por aportar valor y calidad a la vida de las personas. Su compromiso con el bienestar, el desarrollo y el medio ambiente los lleva a trasladar a toda su cadena los valores que les mueven en el día a día como son la integridad, la cercanía, la pasión, la calidad o la innovación. Este compromiso con el medio ambiente es el que les ha llevado a reducir en un 20% sus emisiones de carbono en los últimos cinco años logrando una estrella Lean & Green, en la que la logística y la distribución han jugado un papel fundamental.

Esta pandemia ha permitido dar visibilidad a un colectivo muy importante que conforma el corazón de la logística: los transportistas y las personas que trabajan en los almacenes.

La sostenibilidad está en el ADN de la compañía e impregna todos los departamentos de la empresa.

En la ecuación de la sostenibilidad no va a haber una solución única.

Pedro Marín, Director de Logística y Planificación de la Demanda & Distribución de Pascual

Siempre le pido a las personas que están en mi equipo que miren primero a las personas y construyan relaciones duraderas

CityMotion.- En una empresa como Pascual, que maneja varios cientos de referencias con diferentes formatos, con distintas fechas de caducidad y con diversas necesidades de temperatura, ¿cómo se articula la distribución y la logística?

Pedro Marín.- Leche Pascual es el buque insignia de la empresa, pero Pascual también es Bezoya, Bifrutas, Mocay o Vivesoy. Además, contamos con acuerdos de colaboración para distribuir otras marcas para HORECA a través de nuestra distribuidora Qualianza. No solamente distribuimos productos de nuestras propias marcas, sino que lo hacemos también para marcas como Auara, Borges, Flora, Cervezas Ambar, Kellogg’s, Heinz o Conservas Isabel, entre otras muchas.

Todos nuestros centros productivos son a su vez centros logísticos. Contamos con plantas en Aranda de Duero (Burgos); Gurb (Barcelona); Segovia, que es donde tenemos nuestros manantiales de agua Bezoya; y Pamplona, donde está ubicado el tostadero de café Mocay. Además, contamos con una red de distribución propia que cuenta con 26 delegaciones en España y nos apoyamos en distribuidoras independientes hasta llegar a cubrir el 100 % del territorio nacional.

CityMotion.- El año de la pandemia supuso un gran reto para toda actividad en la que la logística jugó un papel importante. ¿Cómo lo encaró Pascual? ¿Qué cosas llegaron para quedarse?

Pedro Marín.- Esta pandemia ha permitido dar visibilidad a un colectivo muy importante que conforma el corazón de la logística: los transportistas y las personas que trabajan en los almacenes. Son personas que muchas veces pasan desapercibidos en su entorno y también en nuestras propias empresas. Esta pandemia ha puesto de relieve el compromiso de estas personas con sus compañeros de trabajo y con la sociedad al volcarse para conseguir que no faltara ningún producto ni en nuestras neveras, ni en los bares, ni en las estanterías de los comercios.

Creo que ha sido algo positivo que este colectivo tan importante e, insisto, que muchas veces pasa desapercibido en nuestra sociedad, haya alcanzado la visibilidad que merece.

Y, en mi opinión, lo que también ha hecho ha sido acelerar ciertas acciones, tendencias y proyectos en los que se venía trabajando, como puede ser la digitalización del sector, la omnicanalidad y, por supuesto, el teletrabajo.

CityMotion.- Sostenibilidad y cuidado del medio ambiente. ¿Cómo gestionan desde Pascual ambos aspectos en su rutina diaria de distribución?

Pedro Marín.- Para la logística de Pascual resulta relativamente sencillo porque la sostenibilidad está en el ADN de la compañía e impregna todos los departamentos de la empresa. Trabajamos fundamentalmente en diseñar las rutas de forma eficiente, optimizando las cargas y reduciendo los kilómetros en vacío. También trabajamos en nuestros almacenes, en donde hemos conseguido el Certificado de Residuos 0 de AENOR en todos nuestros centros, dando una segunda vida a todo el residuo que generamos.

Lo más visible quizás sea la inversión en nuestros propios vehículos y en transportistas con vehículos propulsados por energías alternativas, como el gas o los eléctricos, para respetar y cuidar el medio ambiente. Todo ello sin perder de vista los demás pilares de la sostenibilidad, como son la sostenibilidad económica y también la social.

La visión de la logística del futuro es que dejará de llevar apellido. Ya no hablaremos de logística sostenible porque toda la logística será sostenible.

CityMotion.- La transformación de las ciudades, con zonas de tránsito restringido y horarios prefijados, ha complicado la distribución para el pequeño comercio y el canal HORECA. ¿Qué supone para una compañía de gran consumo como la que usted representa?

Pedro Marín.- Esta transformación lleva produciéndose desde hace muchos años. Efectivamente, la mayoría de los clientes de HORECA están ubicados en los cascos urbanos y en los centros históricos donde las restricciones son cada vez mayores en cuanto a la accesibilidad, al tamaño de los vehículos, los horarios o los vehículos más contaminantes… A nosotros solo nos quedaadaptarnos. No solo nos adecuamos a las normativas cuando se anuncia que se van a implantar, sino que venimos trabajando desde hace años en intentar anticiparnos.

Tenemos claro que no se trata de una moda o una tendencia pasajera así que trabajamos en adecuar los vehículos y las rutas para estar preparados cuando llega la normativa y poder seguir ofreciendo el mejor servicio a nuestros clientes.

CityMotion.- Desde su experiencia ¿cómo se debería articular la logística en las grandes ciudades?

Pedro Marín.- No tengo la receta mágica, pero creo que es muy importante la colaboración entre las administraciones y las empresas privadas y, a su vez, entre las propias empresas.

Es muy importante la colaboración público-privada y conversar. Se puede hablar de descargas nocturnas para un mejor aprovechamiento de las infraestructuras en horas valle. También de vías inteligentes que cambien el sentido de la circulación dependiendo de los flujos que haya en cada momento. Se puede hablar de taquillas colaborativas para mejorar la eficiencia de los grandes players del eCommerce que todavía no es la deseada. Convendría analizar la viabilidad de implementar hubs urbanos colaborativos que permitan llevar mercancía y posicionarla más cerca del cliente para que, desde allí, pueda realizarse una distribución urbana más eficiente con vehículos eléctricos, ya que ganaríamos autonomía al estar más cerca de la ciudad.

Es necesario fomentar la escucha entre las administraciones y las empresas, no para poner restricciones, sino para conocer las necesidades y ofrecer la mejor solución para todos, porque al final lo que necesitamos es que las mercancías lleguen al consumidor y las tiendas. Los bares y el consumidor están donde están y eso no podemos cambiarlo. Se trata de aportar soluciones entendiendo que todos somos partícipes y que las ciudades tienen que ser sostenibles. Tenemos que mejorar la circulación y la seguridad vial  de los centros urbanos. Sabemos que cada vez serán más libres de humos y, por tanto, tenemos que adecuar la logística a las necesidades de servicio que tienen las ciudades.

CityMotion.- Entonces, ¿qué les pediría a los gestores que tuvieran en cuenta a la hora de tomar decisiones?

Pedro Marín.- Que hubiera diálogo con los actores antes de tomar decisiones. Pero con los actores de los distintos segmentos de la logística, no solo los de gran consumo. Para ellos, por ejemplo, la prioridad es que les permitan las descargas nocturnas, pero para el retail o el eCommerce lo son las taquillas colaborativas y poder realizar una gestión conjunta de las devoluciones, que son muchas. Para los players de HORECA, como puede ser nuestro caso, lo que más nos restringe es el tamaño de los vehículos. La entrega media para un cervecero, para un refresquero o para nosotros, incluso, hace que tengas que entrar a los centros de las ciudades con vehículos más grandes. Es un sudoku complicado en el que tenemos claro que la solución tiene que lograrse entre todos, escuchado los ayuntamientos a las empresas. No quiero decir que no lo hagan, que sí lo hacen. Afortunadamente, cada vez se sientan más con nosotros para entre todos buscar la mejor solución.

En algunas reuniones hemos hablado de que hay zonas de carga y descarga que a determinadas horas están sobresaturadas y otras en las que están vacías. Mientras tanto, el ciudadano se queja de que cuando llega a un sitio no encuentra donde aparcar, permaneciendo vacías esas zonas de carga y descarga. Quizá se podría hacer como con los carriles inteligentes de los que hablaba antes, que en determinadas horas se ampliaran y en otras se redujeran, monitorizando su uso. Con ello conseguiríamos agilidad sin tener que esperar meses o incluso años para que el espacio se modifique.

CityMotion.- ¿Qué papel va a jugar la Inteligencia Artificial en toda esta transformación?

Pedro Marín.- Existen apps que funcionan muy bien en algunas ciudades, como en Barcelona, por ejemplo, para la reserva y optimización de los huecos de carga y descarga. La Smart City monitorizada del futuro nos va a permitir este tipo de cosas, entre ellas, monitorizar mejor los espacios en las ciudades. Como decía antes, ya funciona en cuanto a los carriles de doble sentido que se habilitan en uno u otro dependiendo de las necesidades de cada momento, y esta monitorización del tráfico en las ciudades va a permitir tomar decisiones de este tipo.

Para nosotros también va a ser muy importante porque va a transformar el término “servir bajo pedido”. Es muy posible, según vamos viendo la evolución, que la Inteligencia Artificial nos permita servir al cliente incluso antes de que se produzca el pedido, lo que sería una gran ayuda.

CityMotion.-Esto permitiría optimizar increíblemente la logística…

Pedro Marín.- Exactamente. No esperar a que el cliente te pida, sino conocer antes, porque la tienes monitorizada, la demanda prevista de esos clientes y poder anticiparte. No es lo mismo que un cliente te haga un pedido a que tú se lo propongas y solo tenga que aceptarlo en su móvil. La confirmación seguirá siendo necesaria, pero le va a facilitar mucho la labor y, entre otras cosas, evitará olvidos. Nosotros le podemos llevar la leche o el agua, pero se le puede olvidar que necesita kétchup, que también distribuimos para una empresa como Heinz, o alguna otra cosa de entre los más de 1.000 productos de nuestro porfolio. Si conocemos mejor sus necesidades y nos adelantamos a ellas, nos vendrá bien tanto a nosotros como al cliente.

CityMotion.- En su opinión ¿qué necesita el sector del transporte y la logística para ser más eficiente?

Pedro Marín.- Como decía antes, necesita una mayor integración e implicación no solo de todos los eslabones que forman la cadena de suministro, sino también de todos los que participan en la cadena de distribución.

Pongo un ejemplo. Cuando hacemos un pedido para casa ¿es necesario que nos lo entreguen antes de cuatro horas? ¿Realmente tenemos esa urgencia? A veces no nos paramos a pensar que, a lo mejor, si esa entrega se realiza al día siguiente en lugar de en cuatro horas, se optimiza la logística. La empresa, en lugar de ir solo a tu domicilio, podría realizar la entrega en el mismo servicio que realiza a otros vecinos.  Así se respetaría mucho más el medio ambiente. Creo que no pensamos en ello lo suficiente.

CityMotion.- Ya lo ha esbozado, pero ¿será determinante la colaboración a la hora de asegurar la calidad en cuanto a la distribución? Y más lejos ¿la economía colaborativa va a ser esencial?

Pedro Marín.- Creo que el futuro va a ser más de colaborar que de competir, sobre todo en la logística.

Está claro. Si antes de la pandemia para suministrar mercancías a un bar iba el camión del cervecero por un lado, el de la leche por otro, el del agua, el de los refrescos, etcétera, y el consumo se ha reducido un 20 %, como sigamos yendo los mismos camiones y con la misma frecuencia, será ineficiente para todos. En primer lugar, para el propio bar, pero también para todos los demás. De alguna manera vamos a tener que ponernos todos de acuerdo si queremos optimizar los recursos.

Va a ser más de colaborar que de competir, pero no solo en este sector, sino en todos.

CityMotion.- ¿Cómo serán los vehículos de distribución del futuro?

Pedro Marín.- En la ecuación de la sostenibilidad no va a haber una solución única. No podemos hablar de que solo vaya a haber vehículos eléctricos, de hidrógeno o de gas. Yo creo que será un mix de todo. Creo que todavía tiene que llegar una gran revolución, un gran cambio tecnológico que traerá mayores soluciones. Una gran revolución tecnológica que aporte cosas distintas a lo que ahora tenemos. Pero podemos visualizar que se tratará de un mix de energía con vehículos eléctricos para la última milla o la distribución urbana en general, propulsados por hidrógeno para vehículos más grandes o gas para los tráileres. Yo no creo que absolutamente todos los vehículos vayan a ser eléctricos, sino que todos ellos entran en la ecuación de la sostenibilidad.

Y no solamente tenemos que hablar de propulsiones, sino también de medios. Al ferrocarril, que es un medio que contamina mucho menos que el vehículo rodado, tienen que llegar inversiones en ese sentido, como el corredor Mediterráneo.

CityMotion.- Pero en logística no todo son vehículos, el factor humano juega un papel muy importante, tal y como puso de manifiesto en el inicio de la entrevista. Pero ¿cómo son los profesionales del sector?

Pedro Marín.- Sobre todo, son grandes profesionales, en el sentido del compromiso que muestran por realizar su trabajo.

Cuando empezó este año, junto a los problemas de la pandemia, llegó el fenómeno de Filomena, lo que ocurrió con el Brexit…, hay cosas que evidentemente llegan y que no podemos evitar, pero a lo mejor hay cosas que sí podemos hacer. Como ciudadanos podemos pensar que, cuando vemos un camión en nuestras ciudades repartiendo, hay además personas trabajando y facilitarles la descarga y su rápida salida, porque seguro que detrás de esa tienda o de ese bar tiene que hacer más visitas y atenderlas de forma rápida. Hay que pensar en estas cosas porque son muy importantes.

Además, tenemos que hacer atractiva la profesión. Tenemos que atraer profesionales al sector y retener a los que tenemos porque esta profesión a lo mejor era antes muy atractiva, pero estamos viendo que cada vez existe más escasez. Hay que hacer más atractiva la profesión digitalizándola, invirtiendo en medios para hacer más ergonómicas las labores y reducir el esfuerzo que tienen que hacer, e insisto, reduciendo los tiempos de espera. Creo que es obligación de todos conseguir que el profesional que se incorpora a este sector no tenga un trabajo tan precario, digámoslo así, y tan costoso.

CityMotion.- En España, desgraciadamente, contamos con una elevada tasa de paro. Sin embargo, parece que en el sector del transporte es difícil encontrar suficientes profesionales cualificados y existe mayor oferta que demanda. ¿Por qué?

Pedro Marín.- Los transportistas tienen muchas barreras de entrada, siendo la fundamental la capacitación profesional. Obtener el título de transportista es muy complicado, además de caro, y, por tanto, es muy difícil acceder al sector.

Estoy convencido de que en un futuro dormir tantos días en la cabina de un camión será cosa del pasado. Para atraer profesionales quizá deberíamos plantearnos hacer rutas en circuitos para que los conductores puedan pernoctar más noches en sus domicilios.

En los foros de logística se habla, sobre todo, de sostenibilidad medioambiental y de digitalización. A mí me gusta poner el foco en las personas porque sin ellas todo lo demás, cualquier elemento tecnológico que queramos implementar o desarrollar, no va a tener futuro. Tenemos que pensar en las personas, en los profesionales, y contar con ellos. Yo siempre le pido a las personas que están en mi equipo que miren primero a las personas y construyan relaciones duraderas. Que escuchen, porque con esa información se pueden obtener soluciones beneficiosas para todos. Si no encuentras transportistas tendrás que preguntarte el porqué. A lo mejor estás construyendo tu ruta de una manera en la que tienen que dormir fuera de casa doce días al mes y puedes hacerlo de otra en la que sean solo seis.

Creo que todas estas cosas son las que provocan escasez de profesionales en el sector del transporte, tanto de larga como de corta distancia. En el reparto urbano de mercancías también hay problemas. Si hablamos del reparto de mercancías pesadas, como pueden ser las nuestras, existen ciertos factores agravantes como el hecho de que una persona se tenga que mover varios miles de kilos al día, por eso comentaba antes la necesidad de invertir en medios y elementos más ergonómicos para facilitar la labor y que el esfuerzo físico sea menor.