Mar. Nov 30th, 2021

SMARTCITIES

«Málaga ya es una smart city. Es una ciudad brillante que ha evolucionado hacía un modelo productivo capaz de atraer y retener talento»

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, analiza el estado de salud de su municipio en materia tecnológica, de sostenibilidad, transporte y movilidad, con la vista puesta en diseñar una ciudad amable con el ciudadano y respetuosa con el Medio Ambiente

La ciudad de Málaga es referencia en la carrera ‘smart’, siendo una de las primeras de España en crear una concejalía específica de Nuevas Tecnologías, en 2007

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, respondió en exclusiva para City Motion a una entrevista de lo más sincera en materia de nuevas tecnologías, transporte, movilidad, sostenibilidad y proyección de futuro. Analizó los proyectos que han convertido a Málaga en referencia en el nuevo escenario urbano que nos depara el Siglo XXI, y que tienen como hoja de ruta la atracción de talento a nivel mundial, y dotar a la ciudad de mecanismos que sean sumamente respetuosos con el entorno, ofreciendo al mismo tiempo servicios, movilidad y planes que mejoren la vida de los ciudadanos.

Las nuevas tecnologías están ya en las entrañas de la ciudad, la gestión de De la Torre tiene mucho que ver en estas dos décadas, y aún queda mucho por recorrer y servir de ejemplo.

CityMotion.- ¿Cuál es el principal objetivo de convertir a una ciudad como Málaga en lo que se denomina una ‘smart city’? ¿Qué beneficios tienen o tendrán los ciudadanos?

Francisco de la Torre.- El principal objetivo de convertir a Málaga en una ciudad inteligente radica en el uso de las soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas. En este sentido, el Ayuntamiento ha trabajado desde finales de la pasada década en la implantación de la innovación tecnológica en la gestión municipal, en servicios de los que la ciudadanía hace uso a diario.

Comenzamos en el transporte público, poniendo en marcha la tarjeta sin contacto de la Empresa Municipal de Transporte, y el sistema de pago y recarga de la tarjeta del autobús a través del teléfono móvil. En la actualidad, la implantación de la innovación se traduce, por ejemplo; en una red de más de medio millar de desfibriladores distribuidos por la ciudad; una aplicación que permite el pago de los aparcamientos desde el teléfono móvil; una página web a través de la cual cualquiera puede ver en directo el estado del tráfico, conocer la ocupación de las playas, saber en qué estación de bicicletas hay unidades disponibles… O en una aplicación para avisar al Ayuntamiento de incidencias en la vía pública y hacer posible que podamos acometer las reparaciones con más agilidad al tener constancia prácticamente inmediata.

Ya en el año 2007 fuimos uno de los ayuntamientos pioneros en crear una concejalía específica de Innovación y Nuevas Tecnologías que coordinara la aplicación de los procesos innovadores en la gestión municipal y eso se ha traducido en una apuesta transversal durante este tiempo, que ha dado y seguirá dando sus frutos.

Como uno de los alcaldes más veteranos, pide una valoración justa del transporte urbano, por el enorme esfuerzo que supone, y solicita constantemente al gobierno central «una verdadera descentralización local en España, basada en el principio de subsidiariedad»

El hecho de que en los últimos meses Google, Dekra, Vodafone y Globant hayan anunciado que abren sede en Málaga no es fruto de la casualidad.“En Málaga hemos observado un cierto cambio de hábitos en la movilidad que se deja notar en la proliferación de los medios de transporte más sostenibles, como son las bicicletas y los vehículos de movilidad personal”

Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga.

CityMotion.- La contaminación urbana es un serio problema, ¿cuáles son los objetivos y la política medioambiental para mejorar la calidad del aire en Málaga? ¿Tienen ya una ZBE como establece la ley de Cambio Climático? ¿Cómo se ha planteado su desarrollo? (peatonalización, preferencias semafóricas, parquímetros, limitación a la circulación de vehículos, fomento vehículos eléctricos y sostenibles… En definitiva, ¿cuáles son los objetivos de la ciudad en estas materias?

Francisco de la Torre.- Sin duda alguna la política medioambiental para mejorar la calidad del aire en Málaga pasa por la apuesta por modos de transporte sostenibles. En este sentido, la ciudad ha modificado sustancialmente su trama urbana al acometer la peatonalización y semipeatonalización de varios entornos, fundamentalmente del centro histórico, para otorgar prioridad al peatón y alejar focos de contaminación. Igualmente participamos de forma activa en proyectos nacionales e internacionales de movilidad sostenible: desde Zem2All hace ya una década, hasta iniciativas como Paloma, o eCityMálaga que contempla la movilidad sostenible como uno de los pilares básicos para implantar la economía circular en las ciudades.

Hay múltiples ejemplos, podría recordarle también la implantación de una red de recarga de vehículos eléctricos en la ciudad que ya está prácticamente instalada; la progresiva incorporación de vehículos híbridos y eléctricos a la flota municipal incluida la EMT; y el Plan Málaga Litoral, un ambicioso proyecto de ciudad que responde a los planteamientos de la Agenda Urbana 2015, desarrolla el Plan del Clima (Alicia) y el Plan de Movilidad Sostenible, así como el cumplimiento de la Agenda 2030. Este proyecto está integrado por un conjunto de actuaciones que potenciarán el transporte público metropolitano e interurbano en general y transformarán el litoral malagueño sumando a la ciudad más de 65.000 metros cuadrados de espacio peatonal y zonas verdes.

CityMotion.- Tras el Covid, ¿cómo es la movilidad de los malagueños, se ha apreciado un aumento del uso de vehículos privados? ¿Qué nos dice respecto al uso o incremento de otros modos: bicis, patinetes, sharing… ¿Puede decirnos cuáles son las formas de movilidad preferentes de los malagueños en la actualidad?

Francisco de la Torre.- Se ha recuperado antes el tráfico en coche privado que el transporte público. Podríamos decir que el viajero tiene hoy más confianza en el vehículo privado que en el público, a pesar de las garantías que éste ofrece como un espacio seguro en cuanto a la salud. Habrá que hacer más campañas informativas. Por otra parte, en la ciudad, como en el resto de España, hemos observado un cierto cambio de hábitos en la movilidad de los malagueños y malagueñas que se deja notar en la proliferación de los medios de transporte más sostenibles, como son las bicicletas y los vehículos de movilidad personal.

En este sentido, la ciudad trabaja en la línea de la compatibilidad y convivencia de estos modos de transporte y el vehículo privado a través del despliegue de infraestructura y medidas de gestión del tráfico para el uso seguro de estos y, fundamentalmente, trabaja coordinadamente con el Gobierno y la DGT, adaptando su normativa municipal a la de rango superior, que prioriza al peatón.

CityMotion.- ¿Cuáles son los negocios principales de la ciudad, desde el punto de vista económico. ¿En qué es referente Málaga a nivel nacional y europeo y cómo les gustaría que se les reconociera en el mundo?

Francisco de la Torre.- Málaga es una ciudad brillante que ha evolucionado en los últimos 20 años hacía un modelo productivo capaz de atraer y retener talento. Hemos pasado de ser reconocidos en España y en Europa por nuestro fabuloso clima a añadir otros elementos en los que hemos venido trabajando intensamente, como es el caso de una potente oferta cultural con exponentes como el centre Pompidou Málaga, el Museo Carmen Thyssen o el centro de Arte Ruso de San Petersburgo. Igualmente nos hemos convertido en un referente tecnológico tanto como ciudad demostradora para la implantación de programas piloto a nivel internacional, como por la atracción de grandes empresas y talento, que ha ayudado además a reconocer y premiar el talento que ya existe a nivel local.

El hecho de que en los últimos meses Google, Dekra, Vodafone y Globant hayan anunciado que abren sede en Málaga no es fruto de la casualidad sino del trabajo participativo y en equipo llevado a cabo con instituciones, tejido empresarial y Universidad de Málaga. Somos una ciudad potente en cultura, en turismo, en innovación tecnológica, en comercio y en logística.

CityMotion.- Qué le pediría a la administración central, en relación con las competencias de los ayuntamientos. ¿En cuanto a su ayuntamiento, cuál es su nivel de endeudamiento?

Francisco de la Torre.- El Ayuntamiento de Málaga es plenamente solvente. A 31 de marzo de este año, Málaga se posicionaba como la ciudad menos endeudada entre las grandes capitales españolas. Esto es el resultado del esfuerzo realizado durante estos años, que ha posibilitado la reducción progresiva de la deuda, pagar en 14 días a los proveedores y tener mayor capacidad financiera para la inversión, atender las necesidades derivadas de la pandemia y poner en marcha acciones para la recuperación económica de la ciudad; inversiones que, muchas de ellas, no son competencias directas de los ayuntamientos pero entendemos que debemos atender para dar una respuesta a las necesidades de los malagueños.

Si hay algo que llevo años solicitando a los sucesivos Gobiernos que se acometa una verdadera descentralización local en España, basada en el principio de subsidiariedad, y que dote a los ayuntamientos de más competencias y fundamentalmente de más recursos para poder ejecutarlas.

Es necesario que el Gobierno entienda el peso global de los municipios españoles y que, en contextos como éste, marcado por el reparto de fondos europeos para la reactivación tras la pandemia, realice un reparto equitativo; igualmente, es de justicia que mantenga la flexibilización de reglas fiscales y otras herramientas de modo que los ayuntamientos no se vean asfixiados y sin capacidad de respuesta, aunque ese no es ahora el caso de Málaga.

Somos la administración más cercana al ciudadano y debemos tener mecanismos suficientes para ofrecer una respuesta inmediata y lo más eficaz posible.

CityMotion.- ¿Qué opina de la gratuidad de los transportes públicos para favorecer su uso y reducir la presencia de vehículos privados, como empieza a proponerse en algunas ciudades europeas?

Francisco de la Torre.- El Ayuntamiento de Málaga hace años que ofrece a determinados colectivos reducciones en las tarjetas de abono de transporte público (estudiantes, jóvenes, personas con movilidad reducida, jubilados o desempleados, entre otros). Puedo afirmar que los malagueños y malagueñas son usuarios habituales de la EMT, prueba de ello son los 47 millones de viajeros que hicieron uso del autobús durante el año 2019. Con estos datos podemos decir que el transporte público en una ciudad como Málaga está consolidado, el desplazamiento en autobús es posible a cualquier punto de cualquier barriada malagueña de forma rápida y cómoda ya que contamos con casi 50 líneas con una frecuencia media de 10 minutos. Creo en un transporte público cómodo, seguro y asequible, que incentive su uso con tarifas reducidas; pero la gratuidad universal quizás no ayude al usuario a valorar el servicio público que se le ofrece y el enorme esfuerzo que supone ya de por sí su prestación para las arcas municipales.

CityMotion.- En todo el desarrollo de la ciudad tenemos en cuenta muchos factores: infraestructuras, urbanismo, edificios, residuos, contaminación, movilidad… En todos ellos la clave es la tecnología y la digitalización. ¿Qué proyectos hay en Málaga para convertirse en SmarCity? ¿cómo quiere que sea la Málaga del futuro?

Francisco de la Torre.- Málaga ya es una SmartCity, cuyos pilares son la apuesta por las energías renovables (a finales de mandato nuestro plan de expansión de la fotovoltaica en instalaciones municipales habrá permitido cuadruplicar tanto la producción de esta energía como la reducción de emisiones de dióxido de carbono), la movilidad sostenible, la innovación social (con contadores de agua inteligentes, proyecto de alfabetización en innovación para personas mayores, red cardioprotegida, etc.) y por la transparencia y la eficacia, con una administración electrónica que poco a poco ha ido robusteciéndose y que a día de hoy permite que los malagueños y malagueñas puedan realizar telemáticamente, sin desplazarse hasta las sedes municipales, 385 trámites.

Continuaremos el camino trazado, que está resultando fructífero, y en ese sentido, estamos ilusionados con el proyecto para que Málaga acoja una Exposición Internacional en 2027 sobre el futuro de las ciudades y la necesidad de lograr un equilibrio entre el crecimiento demográfico y la sostenibilidad; consideramos que Málaga es una ciudad idónea para ser el escenario de este debate mundial que es preciso realizar para encontrar soluciones que puedan aplicar las ciudades del futuro.