Jue. Feb 9th, 2023

SALUD

“La contaminación hará aumentar la prevalencia de enfermedades crónicas como la EPOC o el asma”

Antonio Ruiz Reina, MÉDICO ESPECIALISTA en NEUMOLOGÍA del Hospital Quirónsalud de Huelva

  • El envejecimiento de la población y el infra diagnóstico también hacen prever un empeoramiento de la salud pulmonar de la ciudadanía
  • Hay estudios recientes que concluyen que partículas como el dióxido de nitrógeno y el monóxido de carbono, probablemente, faciliten la longevidad de virus como COVID-19
  • Además de los consejos más conocidos, también ayuda a una mejor calidad de vida la restricción de la limpieza en seco, evita usar pinturas, aceites y solventes o reducir el consumo de electricidad.

El doctor Antonio Ruiz Reina, neumólogo del Hospital Quirónsalud de Huelva, ha analizado para CityMotion cómo afecta la calidad del aire de las urbes metropolitanas a la salud de las personas. Con un aumento claro en la prevalencia de enfermedades pulmonares crónicas, las alertas están más que encendidas en materia medioambiental y sanitaria. Los dos ámbitos deben estar interconectados, y se ha comprobado como medidas como establecer zonas de bajas emisiones o fomentar el uso del transporte público o la bicicleta ayuda a la salud de las personas, al tiempo que hace de las ciudades espacios más agradables.

Huelva es una provincia que, por población y por la existencia de un polo químico considerable, siempre ha sugerido bastante información en esta materia para los especialistas médicos. Es hora de implementar medidas que cambien la tendencia perjudicial en la salud humana.

CityMotion –¿En el modo de vida actual en España, como afecta la calidad del aire a la salud de las personas?

Al tratarse de un país industrializado, la propia actividad humana contamina el aire con gases y partículas sólidas que causan daños en el medio ambiente y por ende a los humanos y los animales; derivando en problemas de salud, tanto respiratorios como a afectando a otros órganos y sistemas, y también afectando a la calidad de vida de las personas. En ocasiones, limitando sus actividades por cansancio, ahogo al realizar esfuerzos e incluso presentar irritabilidad y bajo estado de ánimo.

CityMotion – Según sus estudios y experiencia profesional, cuáles son las consecuencias de una mala calidad del aire en la salud de las personas y las principales enfermedades que se derivan de ella.

El aire contaminado puede causar dificultad para respirar, brotes de alergia o asma. La exposición a largo plazo a la contaminación del aire puede aumentar el riesgo de otras enfermedades respiratorias como la EPOC, la neumonitis por hipersensibilidad, y también enfermedades cardíacas y cáncer.

Aumento de la prevalencia de asma y EPOC

CityMotion –¿Considera que ha habido aumento de enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, qué secuelas tiene en la población una mala calidad del aire: mortalidad prematura, coste sanitario, baja calidad de vida…?

Ha habido un aumento de enfermedades respiratorias crónicas a consecuencia de una mayor contaminación ambiental, como el asma y la EPOC. De hecho, la prevalencia de esta última se ha incrementado en los últimos años según el estudio EPISCAN ll y probablemente la prevalencia de ambas sea aún mayor debido al elevado infra diagnóstico de ambas. A consecuencia de ello, aumentan los costes sanitarios por exacerbaciones tanto de asma como de EPOC que se ven además incrementadas si la contaminación del aire es mayor.  Esto se traduce por tanto en una baja calidad de vida, limitada por más síntomas respiratorios como mayor disnea, ingresos hospitalarios, etc.

CityMotion – En concreto, ¿Cómo ha visto el avance de las enfermedades pulmonares más frecuentes en la ciudadanía, tanto en Huelva como en España, por ejemplo, en la última década?

Huelva es una de las provincias españolas con una mayor prevalencia de asma, situándose cercana al 15%. Y en los últimos años se ha incrementado la prevalencia de EPOC en España según el estudio EPISCAN II. La tendencia es incrementarse progresivamente la prevalencia de enfermedades respiratorias crónicas, probablemente debido a la mayor contaminación ambiental, al envejecimiento de la población y al incremento de los medios diagnósticos.

Mayor contaminación en el aire, más probabilidad de la vuelta del COVID

CityMotion –¿Cree que virus como el COVID podrían afectarnos más por nuestra mala calidad del aire y nuestras dificultades para respirar?, ¿cree que puede existir algún tipo de relación…, o es una pregunta absurda por nuestra parte?

Hay estudios publicados recientemente donde se llega a la conclusión de que los contaminantes del aire, como las partículas, el dióxido de nitrógeno y el monóxido de carbono, probablemente faciliten la longevidad de las partículas de virus entre ellos la COVID-19 en condiciones climáticas favorables. En pacientes con enfermedades pulmonares crónicas en fase avanzada como el asma, la EPOC o la Fibrosis pulmonar una neumonía por la COVID puede deteriorar aún más la función pulmonar de estos pacientes y por tanto aumentar su grado de disnea basal y deteriorar aún más su calidad de vida.

CityMotion –¿Piensa que el poner regulaciones o restricciones al tráfico rodado en las ciudades, crear más zonas verdes, propulsar medios alternativos al coche…, ¿pueden mejorar la calidad del aire a medio plazo?

Si, de hecho, las indicaciones que da el ministerio de medio ambiente son de ese tipo como por ejemplo: Utilizar bombillas de bajo consumo, utilizar el transporte público, usar bicicleta o andar para ir al trabajo, tener las revisiones del coche al día, etc.

Y por último, para las personas del ámbito más urbano, ¿qué consejos daría para una vida saludable y que las vías respiratorias gocen de buena salud?

Restringir la limpieza en seco. Evita usar pinturas, aceites y solventes, más aún en días de alta concentración de ozono. Reducir el consumo de electricidad. Con ello contribuyes a disminuir emisiones de contaminantes y partículas (adicionalmente al ahorro que tendrás en luz), reciclar, comprar productos locales y ecológicos, reducir el consumo de plásticos, disminuir el uso de agua y de energía eléctrica, elegir el uso de energías renovables, usar transporte público y ventilar bien los espacios cerrados. Con ello contribuimos a mejorar la calidad de aire y de nuestra salud.