Sáb. Oct 23rd, 2021

LOGÍSTICA URBANA

Tendencias en la distribución urbana de mercancías

La distribución urbana de mercancías es cada vez más complicada, la concentración de la población, el gran tamaño de las áreas urbanas, la falta de aparcamientos, la preocupación por la contaminación atmosférica y acústica, la peatonalización de zonas y el aumento del e-commerce entre los ciudadanos, hacen que esta actividad sea cada vez más compleja.

Por Mayte Rodríguez – Septiembre 2020

Y más ahora, cuando las ventas del e-commerce se han disparado con el confinamiento de la población debido a la epidemia del COVID-19.

Pero, ¿qué es el e-commerce? Una definición sencilla sería la de comercio electrónico. Es decir, un método de compraventa de bienes, productos o servicios a través Internet.

En una webinar de expertos en logística celebrada el pasado 30 de marzo, Ana González, presidenta de CEL (Centro Español de Logística), manifestó que cuando superemos este momento, las Cadenas de Suministro no serán iguales, “tenemos que poner en valor la Transformación Digital, mirar hacia nuestra capacidad para la Predicción y, especialmente, apostar por la Formación para afrontar los nuevos modelos de trabajo y la captación del Talento que requieren estos tiempos”.

Se refería, sin duda, al cambio que supone la era digital a los hábitos de consumo, incrementados en estos momentos por el confinamiento. De hecho, en los días anteriores a la declaración del estado de alarma, la actividad del e-commerce mostraba incluso una ligera tendencia a la baja. Sin embargo, las   ventas online se dispararon un 129% a partir del 15 de marzo, cuando entró en vigor el confinamiento. Inicialmente, el consumo se retrajo debido a la incertidumbre. Pero, a medida que pasaban los días, los consumidores empezaron a adaptar sus hábitos de compra al e- commerce, creciendo las ventas de todos los artículos relacionados con el hogar, deporte en casa, alimentación y bebidas, manualidades para los niños…

A pesar del crecimiento de las ventas en algunas categorías, los e-commerce también están sufriendo diversas limitaciones debido a la situación actual, principalmente la dilatación de los plazos de entrega, por la saturación de los centros logísticos y las redes de transporte debido a la mayor actividad.

La situación está llevando a los comercios a adoptar medidas que faciliten a los usuarios realizar las compras online y a garantizar los suministros. Medidas que incluyen: una mayor inversión en marketing online para atraer más usuarios; rebajas y descuentos especiales para promover las compras; y gastos de envío gratis, para compensar los plazos de entrega más largos que están afectando a la mayoría de los pedidos online.

Hay que reaccionar con agilidad en el corto plazo, pero también hay que pensar en el largo plazo. La crisis del coronavirus pasará, pero sin duda esta situación aumentará la penetración del e- commerce en nuestro país, como señalan todos los datos y sus previsiones.

Tendencias en la distribución urbana de mercancías

Según dice Josep Manel Almoguera, Ingeniero Senior en el Area de transportes en SENER, en su conferencia en COMUS 2020, “en la actualidad se impone el uso del Big Data y las nuevas tecnologías para la elaboración de modelos predictivos de distribución. Además, en las actuaciones actuales dentro del reparto urbano de mercancías hablamos de un uso eficiente de infraestructuras, aplicación de nuevas tecnologías y vehículos mejorados medioambientalmente”.

Según afirma Almoguera, “si hablamos de tendencias en esta distribución urbana de mercancías vemos un aumento de la señalización de las infraestructuras; creación de rutas específicas-prioritarias de camiones;  aumento de la información y mapas del transporte urbano; nuevas regulaciones de peso y tamaño; regulaciones de horarios en el reparto; regulaciones de zonas ambientales y emsiones; creación de carriles-camión; y sistemas de tasa de circulación, entre otros.

No hay que olvidar en esta evolución de la distribución urbana de mercancías la evolucion de los sistemas de gestión de flotas y sistemas de seguimiento y rastreo; así como el control del tráfico en los accesos y en su gestión. En cuanto a los vehículos, según indica el ingeniero de SENER, la tendencia es hacia combustibles alternativos y vehículos que ocupen menor espacio.

Pero el setor trabaja, además, en temas como la carga nocturna, regulaciones horarias, muelles de carga en la calle. Es decir, la tendencia pasa por crear areas de reparto de proximidad. Es decir,  podemos hablar ahora de “centros de consolidación urbanos con plataformas de carga para reparto cooperativo,  con localización de entrega-recogida”.

ULTIMA MILLA. Las dificultades de llegar al usuario final  

Si hablamos de última milla, que es el reparto hasta domicilio del cliente, tenemos que hablar de dos actuaciones: reparto atendido y no atendido. Lo cierto es que a las empresas les queda mucho aún para adaptarse a las necesidades horarias de los clientes. Por eso en el reparto a domicilio las tendencias pasan por diferentes opciones, como poner buzones de recepción-entrega; o bien, sistemas de acceso controlado; consignas;  puntos de recogida…

Y la eficiencia del reparto se basa por supuesto en contar con buenos “sistemas de programación y planificación de rutas de vehículos, sistemas de navegación y rutas basadas en GPS, información tráfico en tiempo real,… “, indica Josep Manel Almoguera.

Ultimas tendencias

Cuando hablamos de últimas tendencias, nos referimos a las experiencias más exitosas que se han ido implantando en diversas ciudades del mundo.

  • Hay un rediseño de la distribución hacia los almacenes urbanos.
  • Consolidación de entregas en plataformas tipo Amazon.
  • Aumento de la Distribución nocturna.
  • Diseño de Soluciones que permitan realizar las entregas sin presencia del receptor.
  • Aparición de nuevos medios de transporte en el reparto de última milla.

Pero una de las claves en la eficiencia del reparto, como en casi todos los sectores, está en el uso del Big Data. Es decir, toda esa gran información que se obtiene de los hábitos de los consumidores: qué consumen, dónde, con qué frecuencia, en qué horarios…  El uso del Big Data y las nuevas tecnologías para la elaboración de modelos predictivos de distribución son clave en el éxito de las compañías logísticas y comerciales. Dice Almoguera, “se trata de almancenar hábitos del consumidor para tenerlos en cuenta en futuras entregas. Eso ayudaría a tener más eficacia en la entrega, o reservar espacios de aparcamiento en la zona.

“A partir de la Minería de Datos es posible extraer información de gran cantidad de datos para poder realizar análisis de previsión (marketing predictivo) de deseos (potenciales pedidos) y comportamientos (potenciales requerimientos de entrega). Indices como la Tasa de Rotación, el Valor del Ciclo de vida del cliente o el Indice de Satisfacción pueden ayudar a determinar los comportamientos de consumo del futuro y las necesidades de distribución asociadas” concluye.

El reparto nocturno, otra tendencia

La conciencia medioambiental ha llegado para quedarse. “Si la gente está dispuesta a pagar algo más por un vehículo más ecolóigcos, cuanto menos va a aceptar vehículos de carga que no lo sean circulando en su entorno vital”, aifrma Almoguera.

Según la mayoría de encuestas, la congestión viaria es uno de los problemas más acucianetes en la vida de los ciudadanos. Muchas grandes ciudades han establecido ya restricciones al acceso a determinadas zonas. El número de ciudades que peatonalizan determinadas áreas y el tamaño de las mismas, van creciendo cada año.

También según indica Almoguera,  para lograr mayor satisfacción de los clientes, los operadores buscan soluciones de suministro rápidas, que estén cercanas a los domicilios. Es decir, instalaciones de almacenaje más pequeñas y ubicadas en las proximidades, para dar servicio a áreas determinadas. “Estos centros-almacenes urbanos se reservan normalmente para  los stock de productos con una mayor rotacion, o bien funcionan como plataformas de cross-docking. En las grandes ciudades ya se está invirtiendo en inmuebles antiguos para convertirlos en instalaciones logísticas. Normalmente se trata de plantas bajas y sótanos”.

Disminuir el número de vehículos, asegurando el nivel de movilidad, es uno de los objetivos prioritarios de cualquier adminsitración. Si, en el caso de los pasajeros, el uso masivo del transporte público es el camino, la consolidación de envíos en menos vehículos, lo es en el caso de las mercancías. La consolidación de entregas en plataformas es el factor determinante para conseguirlo. En este sentido es normal que muchass ciudades hayan apostado por establecer medidas para el reparto nocturno.

Según una encuesta realizada en Reino Unido, más del 50% de los hogares están vacíos entre als 9,00 horas y las 16,00 hroas y menos del 12% de las empresas de distribución permiten que el cliente elija el día de entrega. Solo el 20%, además, reparten en sabado. Como consencuencia, un porcentaje elevado de entregas no se puden realizar, lo que conlleva un alto nivel de instasfacción entre los clientes.

Ahora se trata de mejorar “la experiencia de la entrega”

Por eso, surgen soluciones que permitan realizar la entrega aunque no haya nadie en casa, a través de buzones y puntos re cogida. Varias empresas (Correos, DHL, etc) impulsan la instalación de lockers en oficinas, espacios y edificios públicos. Consignas. Y soluciones aún más avanzadas, como iniciativas que dejan la mercancía en espacios a donde se accede mediante una llave inteligente: coche o casa del cliente.

Digamos que ahora el foco está en la experiencia de entrega, es el nuevo marketing del e-commerce». Y es que el 60% de los clientes decide si vuelve o no a comprar un producto a una determinada tienda en función de cómo haya sido la entrega de este.

Las empresas de reparto han ido buscando la forma de ser más eficaces, desarrollando nuevas medidas tecnológicas. «En el comercio electrónico hemos pasado de ser un negocio be to be, para empresas, con horario amplio y un responsable para recibir los pedidos, a entregar a particulares sin horarios fijos. Hace cinco años entregábamos 25.000 paquetes al día y ahora son 250.000», afirma Laura Gonzalvo Basdirectora de Comunicación y Experiencia de Cliente de Seur. Esta empresa ha sufrido una gran transformación para dar respuesta a este cambio, incorporando tecnología en todos sus procesos. Uno de los más novedosos, la etiqueta que permite la geolocalización del paquete, de modo que el consumidor puede acompañar en tiempo real su pedido y hasta puede cambiar el horario y la dirección de entrega.

La evolución de los vehículos de reparto

Pero no lo olvidemos, los consumidores de hoy, igual que buscan soluciones de movilidad personal respetuosas y saludables: caminan más, usan cada vez más la bici o el transporte público… También prefieren o potencian las empresas de reparto que ofrecen esos valores de sostenbilidad.

Proliferan en el reparto las flotas de vehículos menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente: bicis, triciclos, segways, motos o coches eléctricos. Y en este sentido recordemos como dice Jose Manel Almoguera, “una solución es sostenible no solo porque emite menos gases sino también porque impacta menos en términos de ruido y espacio ( el espacio de los vehículos compite con los espacios verdes). Con el uso de vehículos más pequeños se gana en medioambiente y se gana espacio y tranquilidad”.

Una de las opciones de reparto más mediática de los últimos años ha sido, sin duda, el uso de drones para el reparto de pequeñas mercancías. Una aplicación que funciona en Japón, pero que Europa y EE.UU han limitado en su uso, por la normativa del espacio aéreo y por la seguridad asociada que conlleva su uso. Imaginemos lo que sería el vuelo indiscriminado de los drones de Amazon, Wing, Uber, Correos… y cuantas empresas de distribución hayan anunciado sus intenciones de acometer el reparto aéreo a domicilio.

Si en la venta online empieza a haber serios problemas logísticos de reparto terrestre con las entregas rápidas, imaginemos el traslado de todos esos miles de paquetes vía dron. (fotos drones)

Hacia los almacenes urbanos

Los centros de consolidación-almacenes urbanos permiten dar mayor nivel de servicio al cliente, especialmente en aquellos productos de mayor rotación o frecuente consumo indentificados a partir del Big Data.

Por último, añadir que el volumen de negocio de algunos operadores-distribuidores es tan grande que les permite dar trabajo a otras empresas. La idea es que varios operadores logísticos dejen las mercancías en grandes zonas de almacenaje, para que una o varias empresas de reparto las distribuya de la forma más sostenible.