Dom. Sep 25th, 2022

Vigo, Huesca y Oviedo son las capitales de provincia más caras para moverse en autobús, según se desprende de un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el que ha comparado el coste de realizar 50 viajes urbanos en transporte público en 52 capitales de provincia (además de Ceuta y Melilla).

Desde el 1 de septiembre, Vigo, Oviedo y Huesca son las ciudades más caras para moverse en autobús. El coste de realizar 50 viajes al mes en el municipio es de 31,15 euros en Vigo, 29,75 euros en Huesca y 29,40 euros en Oviedo aplicando la reducción del 30% en el precio del abono transporte. Les siguen Granada, (28,70 euros), Alicante (28 euros) y Madrid (27,30 euros), que hasta ahora era la más cara, pero que ha bajado posiciones gracias a la ampliación hasta el 50% del descuento del 30% ofrecido por el Gobierno.

Entre las ciudades más baratas para hacer 50 viajes destacan Albacete (7,50 euros), Ciudad Real (10 euros), Logroño (13,23 euros) y Las Palmas de Gran Canaria (14 euros). En estas ciudades la reducción de las tarifas se ha ampliado hasta el 50%. Las siguientes capitales más económicas son Cuenca, Guadalajara y Vitoria, con un coste de 15 euros.

OCU ha celebrado los descuentos aplicados y espera que se amplíen más allá de diciembre en el caso de que el precio de los combustibles se mantenga en niveles superiores a los del año pasado. La organización es firme partidaria de potenciar el transporte público, no solo reduciendo las tarifas, extendiendo la red de transporte, aumentando la frecuencia de paso y fomentando la intermodalidad con la bicicleta; además es vital facilitar el intercambio entre diferentes transportes, implantando billetes válidos para los distintos medios.

El estudio de OCU confirma además el ahorro que supone ahora el transporte público frente al coche particular. En la actualidad, el coste en combustible de realizar 50 trayectos con un recorrido medio de 12,5 kilómetros cada uno es de 115 euros para un automóvil con motor de gasolina, 88 euros con motor de gasóleo y 19 euros con motor eléctrico. Así, frente a un coche con motor de combustión, moverse en autobús urbano suele traducirse en un ahorro superior a los 60 euros al mes.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.