Mar. Sep 27th, 2022

El mercado residencial actual en España está compuesto por más de 25 millones de viviendas, de las cuales más de 18 millones están consideradas como hogares. De todas ellas, más del 92% están construidas antes del año 2006, momento en el que entró en vigor el Código Técnico de la Edificación en España. Es decir, no cumplen con la normativa técnica aplicable a los edificios de nueva construcción en la que se exige la necesidad de generación renovable de energía eléctrica en edificios de uso residencial privado, así como una justificación alternativa a la transmitancia térmica global mediante bajos niveles de demanda energética. 

Actualmente, en España solamente el 20% de los edificios cuentan con una certificación energética entre la A y la D, lo que supone que el 80% de los inmuebles son ineficientes energéticamente (etiquetas E, F y G). Este dato, teniendo en cuenta las recomendaciones europeas, supone que en torno a 7 millones de viviendas deben ser rehabilitadas energéticamente antes de 2050. En la misma línea, en Europa, el parque inmobiliario es responsable del 36% de las emisiones de CO2 y del 40% del consumo energético. Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de acelerar la transición energética hacia un modelo más sostenible y respetuoso con el planeta

La rehabilitación, principal medida para ahorrar energía en casa

Ante el contexto actual y, según un estudio realizado por el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España, se ha incrementado un 30% la demanda de viviendas con buena eficiencia energética. De hecho, según la startup especializada en diagnósticos, planificación y ejecución de rehabilitación inmobiliaria, Kokono, una buena rehabilitación de una vivienda permite ahorrar hasta un 75% en el consumo energético.

Como herramienta para impulsar este proceso nace Kokono, una solución digital que pone el foco en reducir las emisiones de CO2 y en minimizar el consumo energético del parque inmobiliario. Pelayo Muñoz, cofundador de Kokono, señala que, “nuestra intención es que sea una solución autónoma para que cada propietario pueda analizar sus inmuebles de manera independiente y, gracias a nuestro apoyo digital, tome la decisión más acertada en el proyecto de rehabilitación de su vivienda”. “El proceso se logra a través de un algoritmo, que simula diferentes soluciones para identificar la rehabilitación más relevante” añade.

Así pues, Kokono siempre busca identificar el proyecto de rehabilitación más viable y menos costoso. Para ello, a través de una plataforma digital, Kokono calcula el impacto sobre la eficiencia y ahorros energéticos, las potenciales ayudas a las que el propietario puede acceder y la revalorización del inmueble una vez finalizado el proceso de rehabilitación. Este proyecto surge para contribuir a la resolución urgente del impacto medioambiental generado por la industria y los bienes inmobiliarios y se trata de la primera plataforma de gestión end-to-end para el diagnóstico, planificación y ejecución de rehabilitación verde de activos residenciales. A grandes rasgos, gracias a su software, Kokono ofrece un servicio de asesoramiento que facilita la toma de decisiones a los grandes tenedores, identificando cuál es la mejor opción para la rehabilitación de sus inmuebles. 

A día de hoy, la startup Kokono ha diagnosticado 256 inmuebles y ha apoyado rehabilitaciones por valor de 500 toneladas de CO2. Bajo el lema ‘Sin planeta no hay hogar’ la compañía ofrece un servicio pionero que nace desde la preocupación y la predisposición de sus fundadores por conseguir una sostenibilidad duradera dentro de la industria inmobiliaria que repercuta de forma positiva en las generaciones futuras. Pelayo Muñoz, cofundador de Kokono, afirma que “Kokono es una solución innovadora que repercute positivamente en la sociedad”. “A través de nuestra plataforma, además de mejorar el confort y la sostenibilidad de los inmuebles, también damos a conocer a los propietarios cuál es la revalorización de su activo y los ahorros económicos del consumo energético” añade Muñoz. 

Por su parte, Benjamín Mauret, cofundador y CEO de Kokono, asegura que “gracias a la rehabilitación de edificios contribuimos a la rehabilitación del parque inmobiliario y damos la oportunidad a la industria de formar parte de la solución y no del problema”. Además, añade que “para llevar a cabo un proyecto de rehabilitación tenemos en cuenta las características del activo, realizamos un análisis del mercado y valoramos las métricas financieras del inmueble en cuestión”. “Trabajamos bajo la premisa best value for money, identificamos la inversión que garantiza un mayor impacto al menor coste posible. Nuestra misión es simplificar y democratizar la rehabilitación energética dentro de la urgente transición energética” añade Mauret. 

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.