Vie. May 27th, 2022

Bolt, junto al Instituto de Economía del Transporte, TØI, de Oslo (Noruega), ha realizado un programa piloto en 10 ciudades europeas, entre las que se incluye Madrid, con el objetivo de lograr una transición del uso del coche a la micro movilidad en los desplazamientos más cortos. Durante este estudio, se seleccionaron al azar varios usuarios de la compañía, a quienes cada vez que buscaban un coche Bolt para un trayecto inferior a 3 km, la aplicación también les mostraba una opción de patinetes con el precio previsto. El objetivo era observar los cambios en los hábitos de movilidad, a través de la comparación entre los usuarios que recibían estos incentivos y aquellos que no. 

Según los resultados finales, una media del 60% de los usuarios cambiaron del coche al patinete para viajes cortos, si este se encontraba a 300 metros o menos. Además, aquellos que optaron por micro movilidad, fueron más propensos a repetir esta acción por su propia cuenta. Esto ha tenido un gran impacto positivo en el medio ambiente, considerando que las emisiones de CO2 por km de un patinete son 3 veces menores que las de un coche y que uno de cada cuatro viajes en coche de Bolt es menor a 3 km. En este sentido, la aplicación Bolt cubre la más amplia gama de soluciones de transporte, convirtiéndose en la herramienta ideal para ayudar a crear mejores hábitos de movilidad urbana.

Andrea Vota, director de Políticas Públicas de Bolt para España, Italia y Portugal, comenta: «Nuestra misión es construir mejores ciudades en torno a las personas. Animar a los usuarios a utilizar micro movilidad para viajes cortos y VTC y taxis para viajes más largos forma parte de este objetivo. Trabajamos para asegurarnos de que nuestros servicios beneficien a las ciudades y este informe confirma que estamos en el camino correcto, creando hábitos de desplazamiento más sostenibles y eficientes. Una oferta multimodal que permite al usuario cambiar el medio de transporte en función de la distancia que recorran, bajo una misma aplicación, es una oportunidad para reducir significativamente la contaminación y el tráfico, ayudando a gestionar mejor la movilidad urbana».

El proyecto se ha llevado a cabo en 10 ciudades europeas durante el año 2021: Burdeos, Brno, Cracovia, Estocolmo, Gotemburgo, La Valeta, Lisboa, Madrid, Oslo y Ostrava. Los resultados más satisfactorios proceden de ciudades en las que hay una gran oferta de patinetes compartidos, a diferencia de aquellas que presentan una menor disponibilidad de este servicio como consecuencia de una fuerte regulación, donde los resultados fueron más insignificantes. En España, el estudio se realizó en Madrid, donde el estímulo de la aplicación hizo que aumentara en un 41% el número de usuarios que optaron por la micro movilidad en lugar del coche. 

Este proyecto está alineado con el enfoque del nuevo Marco Europeo de Movilidad Urbana publicado en diciembre de 2021, que considera la necesidad de un enfoque multimodal e integrado. Bolt está contribuyendo a este objetivo y ayudando a las ciudades europeas a liderar la reducción de las emisiones CO2 para 2030.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.