Dom. Oct 24th, 2021

Voi, compañía líder en micromovilidad, recopila consejos para promover buenas prácticas entre los usuarios de patinetes basándose en la experiencia de países como Noruega, con mayor experiencia en el uso de este modo.

Voi Technology, compañía sueca líder europea de micromovilidad, tiene claro que aparcar bien los patinetes es una cuestión de seguridad y accesibilidad. Por lo que, con una buena infraestructura de aparcamiento, los patinetes no estorban a nadie y pueden dejar pasar a los peatones y al resto del tráfico de forma segura y fluida.

De acuerdo con un estudio publicado a principios de este año por el Instituto Noruego de Economía del Transporte, las plazas de aparcamiento dedicadas a los patinetes eléctricos compartidos podrían resolver el desorden de las aceras.

En una prueba piloto realizada en Oslo, más del 50% de los usuarios que terminaron sus viajes en las zonas de prueba aparcaron en las soluciones de aparcamiento o cerca de ellas, demostrando la relación directa entre una buena infraestructura de aparcamiento y una mejor conducta entre los usuarios.

A principios de este año, además, lanzaron unas rejillas de aparcamiento desarrolladas conjuntamente con la Asociación Noruega de Discapacitados Visuales y el Real Instituto Nacional Británico de Ciegos, para diseñar juntos las barras de aparcamiento, así como para pensar en los mejores lugares para desplegarlas, teniendo en cuenta las necesidades de todas las personas.

En esta línea y en pro de su objetivo de promover la movilidad multimodal, reducir la dependencia del coche y fomentar las buenas prácticas entre los usuarios de los patinetes compartidos, Voi recopila las siete reglas de oro para aparcar bien tu patinete:

  1. No bloquees las aceras. Tal vez sea una obviedad, pero no por ello deja de ser el primero de la lista. Si un patinete está ocupando mucho espacio en la acera, entonces está bloqueando a todos y a todo. Antes de terminar el viaje, piensa en cómo los demás, incluidos los que tienen problemas visuales o de movilidad, pueden verse afectados por el patinete. Un buen consejo es aparcarlo cerca de los obstáculos que ya existen y asegurarse de que hay al menos dos metros libres para los demás. Si hay plazas de aparcamiento designadas, mejor aún.
  1. Evita los aparcamientos superpoblados. Si estás en una ciudad con plazas de aparcamiento designadas y ya hay muchos patinetes aparcados en una, pasa a la siguiente. Menos de 10 vehículos en una zona de aparcamiento es una buena regla general.
  1. Mantén los puntos de acceso libres. Es lo mismo para cualquier vehículo. Debemos asegurarnos de que nuestros vehículos no bloquean la entrada o la salida de garajes, paradas de autobús, tiendas o estaciones de metro, etc.
  1. Mantén el orden. Si ves tres patinetes bien aparcados en una fila, únete a esa fila. Y mejor si es en posición vertical y apuntando en la misma dirección.
  1. No bloquees el tráfico. Pregúntate si tu elección de aparcamiento servirá para todos los demás que quieran pasar por la zona. Mantén libres las carreteras, los carriles bici y los pasos de peatones.
  1. Aparca en posición vertical. Tu patinete debe estar aparcado en posición vertical. Los patinetes inclinados ocupan mucho espacio, son difíciles de adelantar y constituyen un problema de seguridad, especialmente para los grupos más vulnerables.
  1. En la zona. Hay zonas para circular en todas las ciudades. Mantente dentro de ellas. También hay zonas de prohibido aparcar en las que simplemente no podrás hacerlo. Algunas ciudades también tienen zonas de aparcamiento obligatorio. En otras, verás zonas verdes en tu aplicación

Cuando se aparca bien el propio patinete, se está contribuyendo a una mejor movilidad y a constituir una ciudad más agradable. También se está reduciendo la dependencia del coche y, en definitiva, hacer realidad la visión de la ciudad de los 15 minutos, un lugar en el que la gente pueda acceder a la mayoría de sus necesidades en 15 minutos sin tener que utilizar el coche.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *