Dom. May 19th, 2024

Se acerca la Semana Santa, unos días en los que muchos aprovechan para desconectar y preparar algún viaje para amenizar la espera hasta las vacaciones de verano. La playa, el pueblo o incluso volar más allá de nuestras fronteras. Cualquier opción es válida para olvidarnos por un breve periodo de tiempo del ajetreo diario. Sin embargo, no realizar una revisión previa de nuestro vehículo puede convertir el viaje en una auténtica Odisea.

Para evitar que tu escapada se arruine por no haber sido precavido, Parclick, aplicación de reserva de aparcamiento online, ha preparado una lista de consejos para que pongas tu coche a punto antes de cualquier viaje.

  • Revisa el nivel de los líquidos:

Los líquidos son imprescindibles para el buen funcionamiento del vehículo, por lo que una de las tareas principales antes de partir es la de revisar el nivel de anticongelanteasí como el nivel de aceite y su estado, ya que un aceite muy quemado circulando por nuestro motor durante muchos kilómetros podría dar lugar a una grave avería.

  • Verifica el buen funcionamiento del limpiaparabrisas:

Por seguridad, es muy importante comprobar que las escobillas de nuestro limpiaparabrisas hacen su función y que el nivel de agua del depósito de este sea el adecuado. Nunca sabemos qué clima vamos a encontrar en cada punto del trayecto y llevar en mal estado estos dos elementos puede dejarnos sin visibilidad, provocando incluso un accidente.

  • Asegúrate de no tener desgastadas las pastillas de freno:

Otro de los componentes vitales para nuestra seguridad en el coche son los frenos. Aunque pueda parecer que nuestro vehículo frena correctamente por la ciudad (en la que conducimos a menor velocidad), es recomendable revisar el estado de las pastillas de freno, ya que, si están desgastadas, en velocidades más altas durante trayectos por carretera pueden perder su eficacia de frenado.

  • Comprueba el estado de las ruedas y neumáticos:

Revisar el estado de nuestras ruedas antes de ponernos en marcha puede ahorrarnos un pinchazo y proporcionarnos una mayor estabilidad en el vehículo. Es importante comprobar que la presión sea la correcta en función de lo que nuestro modelo especifique, que puede variar según el número de pasajeros y equipaje. También debemos revisar que los neumáticos no hayan llegado al nivel máximo de desgaste, también especificado por cada modelo. Además, es recomendable llevar una rueda de repuesto para posibles altercados.

  • Revisa el funcionamiento de las luces:

Independientemente de la hora a la que viajemos, las luces son necesarias para tener una buena visibilidad de otros vehículos y, además, poder ser vistos. En muchas ocasiones no las llevamos a la altura correcta o incluso tenemos alguna fundida, impidiendo, por ejemplo, que el coche que nos precede vea con claridad que estamos frenando o que vamos a proceder al cambio de carril.

  • No te olvides de los auxiliares de emergencia:

Por último, y no menos importante, recuerda que es de cumplimiento obligatorio el llevar en el maletero el kit de auxiliares ante averías o accidentes: chaleco reflectante, gato y triángulos de emergencia.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *