Vie. Oct 7th, 2022

Según datos que maneja www.amv.es, empresa referente en la comercialización online de seguros de motos, un 60 % de los moteros reconoce que no tiene claro como conducir correctamente con un pasajero, mientras que siete de cada diez acompañantes no saben cuál es la ubicación y comportamiento más correctos que deben tener durante la conducción.

Para muchos, circular en moto es una experiencia única que prefieren disfrutar en solitario, para otros, no les queda más remedio que hacerlo solos ya que es su método de transporte diario al trabajo, pero, para muchos otros, es algo que quieren compartir con su pareja, pero no todos saben cómo conducir con seguridad acompañados.

¿Me sitúo abrazando al piloto o con las manos detrás de mi espalda? ¿En las curvas me inclino al lado contrario? ¿Cuál es la distancia correcta que hay que tener entre ambos? Son algunas preguntas que muchos “paquetes” se hacen cuando van a montar en moto con su pareja.Por ello, los expertos de AMV han recopilado una serie de consejos para que los acompañantes y los conductores viajen lo más seguros posible este San Valentín:

1. Antes de ponernos en marcha

Romantic midsection of young couple riding scooter in autumn

Para empezar, es fundamental que nuestra moto se encuentre en perfecto estado de revista. Un buen mantenimiento de la misma contribuye de manera esencial a evitar accidentes. Pero cuando conducimos en pareja deberemos siempre prestar especial atención a adaptar los reglajes de la moto al peso que va a soportar la moto con dos pasajeros, para ello deberemos ajustar la tensión de la cadena, aumentar la presión del neumático trasero para que aguante mejor la tensión adicional, revisar la posición de las luces, ya que un mayor peso en la parte de atrás puede provocar que la luz se mueva y enfoque en un ángulo más abierto. Y, por último, si resulta necesario, modificar el reglaje del amortiguador para limitar la desviación de la trayectoria causada por las posibles irregularidades del trazado de la carretera.

2. Subir a la moto

La pregunta más típica cuando uno va de acompañante es: ¿por qué lado de la moto es aconsejable subirse? La respuesta es: por el izquierdo, pero ojo, antes deberemos asegurarnos que el conductor está sujetando bien la moto, entonces, deberemos agarrarnos a su hombro, poner el pie izquierdo en el reposapiés izquierdo y pasar el pie derecho cuidadosamente sobre la moto para apoyarlo en el reposapiés derecho.

3. Posición y distancia con el piloto

Las siguientes preguntas que suelen producirse una vez que nos hemos montado en la moto de acompañantes son: ¿dónde me agarro? y, ¿qué distancia debe haber entre el pasajero y el conductor? Lo más adecuado es que el pasajero se siente lo más cerca que pueda del conductor agarrándose a su cintura y con los pies en las estriberas. No es nada recomendable apoyarse en los hombros o brazos del conductor ya que puede interferir en su movilidad, y en su conducción.

Sin embargo, la cintura no es el único sitio al que el pasajero puede agarrarse, también puede hacerlo a las asas rígidas, que suelen estar a ambos lados de la moto o en la parte trasera, si lo hacemos a estas últimas hay que prestar especial atención a la aceleración del conductor e inclinar nuestro cuerpo hacia delante para evitar que se nos despeguen los pies de las estriberas y podamos caernos.

En cualquier caso, y como se ha comentado anteriormente, lo mejor es agarrarse a la cintura del conductor y acompañar sus movimientos, sin apoyarnos sobre él, tratando de anticiparse a los frenazos y aceleraciones y evitando que los cascos choquen entre si, para ello, no hay que tener la cabeza justo detrás del conductor de la motosi no ligeramente ladeada para estar prevenidos en caso de situación de riesgo. Es aconsejable ir cambiando de vez en cuando la cabeza de lado, para repartir esfuerzos en cuello y espalda.

Un último consejo para que los brazos no se cansen pronto es, rebajar la intensidad con que se agarra al conductor, y compensarlo apretando nuestras rodillas a su cuerpo, de esta manera, no solo descansarán algo más nuestros brazos, si no que conseguiremos ser una unidad mucho mejor

4. Conducción

Portrait of cheerful couple riding a scooter, the body of the scooter has been changed digitally

Cuando se conduce en pareja no todo el trabajo lo tiene que hacer el pasajero, el piloto tiene también una gran responsabilidad y debe de cambiar la manera que tiene de conducir en solitario, para ello, el principal consejo es reducir al máximo las aceleraciones y las frenadas y de esta manera evitar riesgos. También hay que evitar la tendencia a agacharse que tienen algunos pilotos para tener una mayor protección aerodinámica, cuando vamos en pareja el acompañante quedará mucho más expuesto al aire aumentando la posibilidad de sufrir un percance.

En cuanto a los acompañantes, el mayor riesgo aparece en las curvas, los que tienen menosexperiencia tienden a contrarrestar instintivamente la inclinación de la moto en las curvas desplazando el cuerpo hacia el otro lado. Este movimiento es muy peligroso, al igual que tomar las curvas como si él fuera el que conduce pudiendo provocar la pérdida de control del vehículo. Por lo que siempre habrá que acompañar al conductor con movimientos suaves.

5. Comunicación

También es muy importante la comunicación entre ambos, la ley acaba de cambiar y según la nueva modificación del reglamento “está permitido la utilización de dispositivos inalámbricos certificados u homologados para la utilización en el casco de protección de los conductores de motocicletas y ciclomotores, con fines de comunicación o navegación, siempre que no afecten a la seguridad en la conducción” por lo que, los que quieran este tipo de comunicación ahora lo tienen más fácil que nunca. Si, por el contrario, no se dispone de alguno de estos dispositivos lo ideal es que se establezca un código de señales para comunicarse durante el viaje, como, por ejemplo, dar una palmadita en el hombro para iniciar la marcha, con un dedo pulgar hacia arriba indicar al piloto que todo está bien, mientras que el gesto contrario le advertirá que es necesario realizar una parada con el fin de hacer alguna comprobación. Además, con la palma de la mano extendida y agitándola arriba o abajo se podrá sugerir que incremente la velocidad o que la disminuya. Y si se coloca en horizontal, simulando un corte, advertirle de la necesidad de parar para estirar las piernas, refrescarse o ir al baño.

6. Antes de bajar de la moto

Si importante es la manera de subirse, cómo situarse y la manera de circular, no menos importante es la forma de bajarse de la moto. El acompañante no debe hacerlo hasta que el piloto se lo indique, esperando siempre a que este sujete con firmeza el manillar, accione la maneta del freno y extienda la pata de cabra. Y también, empleando ese código de comunicación al que nos referíamos anteriormente, por ejemplo, a que nos dé una palmadita en la pierna o la rodilla para advertirte que ya podemos. Para bajarse de la moto hay que hacer lo contrario que para subir: colocarse de forma erguida sobre los estribos, apoyarse en los hombros del conductor y pasar la pierna derecha sobre el asiento hasta que el pie llegue al suelo.

Girl and guy motorcyclist on a sports motorcycle in helmets sitting together and hugging on a blurred background with copy space

7. ¿Le cubre el seguro?

Para finalizar, quizá el punto que debería estar en primer lugar antes de que nuestro acompañante suba a la moto con nosotros y una pregunta que se hacen muchas personas ¿está cubierto por el seguro en caso de accidente? Lo primero que nos comentan los expertos de AMV es que, contratar un seguro de motos es obligatorio y todos incluyen la garantía de Responsabilidad Civil Obligatoria. Es decir, que nos ampara cuando somos culpables de un accidente de circulación y causamos daños personales o materiales a terceros. De ahí que, popularmente, sea conocido como Seguro a Terceros. Pues bien, al ser considerado un tercero, el seguro de moto cubre al pasajero. Pero no en todos los casos. Para cubrir los daños que pueda sufrir en un siniestro, la moto debe estar homologada siempre para dos ocupantes.

Por ello, no basta que una moto tenga un asiento amplio para poder viajar con un pasajero. Para saber si podemos llevar a otro ocupante debemos fijarnos en la información que encontraremos en el Permiso de Circulación. Concretamente, en el apartado S.1 (número de plazas de asiento, incluida la del conductor). Si en el apartado S.1 aparece un 1, eso significa que en la moto solo puede circular el conductor, pero si está reflejado un 2, sí está homologada para dos ocupantes.

Como se ha comentado, el seguro “a terceros” no cubre las lesiones del conductor, ni los daños que sufra la moto, si es responsable de un siniestro. Por ello, si queremos ir totalmente protegidos ante cualquier imprevisto, a la hora de suscribir una póliza es importante incluir la cobertura de Accidentes del Conductor, que incluye:

– Cobertura de asistencia sanitaria por accidente de circulación.

– Indemnización en caso de invalidez.

– Indemnización en caso de fallecimiento.

Cédric Parnaudeau, director general de AMV, ha dicho: “Se acerca San Valentín, un momento para disfrutar con nuestras parejas compartiendo con ellas lo que más nos gusta, y ¿por qué no? nuestra pasión por las motos. Pero a muchos moteros noveles les surgen las dudas sobre como conducir correctamente con un pasajero, mientras que muchos acompañantes, por su parte, no saben cuál es la ubicación más correcta o cómo comportarse sobre la moto. Por ello, desde AMV hemos recopilado todo lo que hay que saber para disfrutar el día de los enamorados en pareja seguros sobre dos ruedas.”

Sobre AMV

AMV es una de las empresas líderes especializadas en la comercialización online de seguros de moto, presente en Europa desde hace más de 45 años. Es filial del Grupo Filhet-Allard, corredor de seguros posicionado dentro del Top 5 en Francia, con representación en más de 100 países ofreciendo cobertura a 700.000 motoristas.

AMV opera en España desde el año 2003 (además de en Argentina y en Francia) con un innovador modelo de seguro a medida de los motoristas, con garantías, tarifas y coberturas altamente personalizadas. La empresa, además, mantiene un alto grado de compromiso con el colectivo motero, formando parte de las principales competiciones y eventos del sector y apoyando a marcas, fabricantes y concesionarios.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.