Jue. Feb 9th, 2023

Asociaciones de automovilistas y moteros han pedido la revisión de la eliminación del margen de 20 kilómetros por hora (Km/h) para realizar adelantamientos en vías convencionales ante el incremento de siniestralidad registrado en estas carreteras durante el año 2022.

El pasado marzo entró en vigor la reforma de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que incluía esta controvertida medida. Según el balance de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), las carreteras convencionales siguen siendo las que más fallecidos registran. Respecto a 2019, han aumentado los fallecidos en carretera convencional, un 5% más, que en autopista y en autovía, un 3% más.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha hecho hincapié en el «importante incremento de la mortalidad» registrado en carreteras secundarias, «siendo superior al experimentado en las autopistas y autovías, lo que hace sospechar que la eliminación de los 20 kilómetros por hora (Km/h) de margen en los adelantamientos ha podido tener un efecto negativo para la seguridad vial».

La portavoz y vicepresidenta de la Plataforma Motera Para La Seguridad Vial, María José Alonso, opina que «no funciona ni poner más radares ni la eliminación de ese margen de adelantamiento de 20 km/h pensando que reduciendo la velocidad se podía bajar la siniestralidad«. En términos generales, asociaciones de usuarios, víctimas de accidentes de tráfico y expertos en seguridad vial han reclamado este lunes más educación vial, ante lo que consideran un «preocupante» aumento del 14% en el número de personas fallecidas en siniestros de tráfico en 2022 en las carreteras españolas respecto al año anterior.

El presidente de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes, Francisco Canes, ha destacado que el aumento de personas fallecidas «es muy alto y muy significativo». «Son 140 familias más que están sufriendo las consecuencias de todo esto», ha afirmado en declaraciones a Europa Press, en las que considera que «esto no se puede achacar a que la gente ha salido después de la pandemia como loca a la carretera».

Aunque con cierta prudencia por ser aún datos provisionales, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha asegurado que «apuntan a un preocupante empeoramiento de la seguridad vial en España, a pesar de las últimas reformas legales adoptadas el pasado año». «Ello evidencia que el endurecimiento de las sanciones no es eficaz para salvar vidas y que hay que adoptar otras medidas que permitan incidir sobre el rejuvenecimiento del parque automóvil y la mejora de la red de carreteras», ha apostillado Mario Arnaldo.

Además, Arnaldo cree que «este año también se está dando una visión errónea de la situación, ya que se está tratando de minimizar la gravedad de la situación al comparar las cifras de accidentes con el año 2019 y no con el pasado año 2021 más reciente«. «Ello da lugar a que se diga que los fallecidos han aumentado sólo un 4% cuando en realidad las cifras indican que el aumento ha sido del 14%», ha explicado.

A la vista de estos datos, AEA considera que debe hacerse una revisión de las últimas medidas adoptadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) y abordar la elaboración de un plan urgente de medidas paliativas que permitan rejuvenecer el parque automóvil, así como el aumento de la inversión en infraestructuras para mejorar los firmes de las carreteras.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *