Jue. Dic 8th, 2022

Desarrollándose en Sharm-el-sheik (Egipto) la 27ª Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), Greenpeace ha acudido al mayor símbolo de la cultura egipcia en España, el Templo de Debod, situado en Madrid, para exigir a Pedro Sánchez que lleve a la cumbre compromisos de justicia climática para acelerar la transición energética, haciendo partícipe a toda la sociedad de los beneficios de las renovables, así como para financiar las pérdidas y los daños derivados del cambio climático que han provocado los combustibles fósiles.

FOTOS Y VÍDEOS DE LA ACCIÓN, AQUÍ

Hasta 40 activistas han desplegado en el estanque que rodea el Templo de Debod una pancarta en la que podía leerse: “Pedro, ¡que es para hoy! Renovables para tod@s YA” y más de 20 paneles solares portátiles y módulos fotovoltaicos. Las personas activistas han tenido especial cuidado para no dañar el monumento.

Con esta acción, Greenpeace culmina el tour ‘Renovables en tus manos ya. Es posible, es el momento’, tras visitar las localidades de Getafe, Zaragoza, Teruel, Valencia, Málaga y Arroyomolinos de León (Huelva). El tour ha acercado a la ciudadanía las opciones de ahorro, eficiencia y uso de renovables para atender las necesidades energéticas del día a día y ha propuesto a los ayuntamientos aprobar una moción con la que asumir compromisos concretos para poner en marcha un plan de transición energética.

“Las múltiples crisis que nos azotan como sociedad -climática, energética, de corrupción y desigualdad- tienen un principal culpable detrás:  los combustibles fósiles, que nos mantienen rehenes de un sistema energético especulativo, peligroso, caro e injusto. Estamos hartos de tanta corrupción energética y queremos que la transición energética sea acelerada, participada en su desarrollo y beneficios por las personas. Pedro Sánchez tiene una oportunidad de oro para lanzar un mensaje claro de que se acabó la hegemonía cultural, política y económica de los fósiles y de apostar decididamente por las únicas soluciones, soluciones que funcionan en todo el mundo y benefician a toda la sociedad y al planeta: las renovables para las personas, hechas por las personas; el ahorro y la eficiencia energética”, ha declarado Maria Prado, coordinadora de campaña de Greenpeace.

“La COP27 debe ser la cumbre de la justicia climática”, ha declarado desde Egipto Pedro Zorrilla Miras, representante de Greenpeace España en la delegación internacional de Greenpeace en la COP27. “España tiene la oportunidad y la responsabilidad de liderar las decisiones más ambiciosas, poniendo sobre la mesa nuevos compromisos de reducción de emisiones alineados con la ciencia y compromisos de financiación suficientes para que quienes son más vulnerables a las consecuencias del cambio climático puedan afrontar las pérdidas y daños infringidos por un problema del que apenas son responsables y para que puedan adaptarse para prevenir peores consecuencias”.

Con esta acción, Greenpeace pide a Pedro Sánchez:

  • Que ejecute una verdadera apuesta, definitiva y decidida por acelerar la participación ciudadana para alcanzar un sistema energético descarbonizado y 100 % renovable, a través de su participación en las renovables, en el ahorro, y la eficiencia, incluyendo garantías deacceso a la red eléctrica y subasta de los proyectos renovables ciudadanos y respetuosos con las personas y la biodiversidad.
  • Que garantice que el necesario desarrollo renovable ocurra de forma ordenada y participada por la ciudadanía, empezando por hacer vinculante la zonificación ambiental en todo el Estado que hasta ahora es meramente orientativa.
  • Que abandone de manera rápida y justa las energías fósiles, sus subvenciones y su hegemonía cultural: dejando de apostar por convertir España en el HUB del gas europeo, incluyendo todos los nuevos proyectos que prolongan el uso de estos combustibles, como el gasoducto disfrazado de verde, BarMar; acabando con todas las subvenciones al gas y petróleo; parando por completo la financiación pública de nuevos proyectos fósiles en otros países, y limitando la publicidad y patrocinios fósiles en eventos e instituciones estatales.
  • Aportar (no prestar) nuevos fondos a los países y comunidades más vulnerables ante el cambio climático para hacer frente a las pérdidas y daños derivados de los desastres climáticos pasados, presentes y futuros, apoyando la creación de un Mecanismo de Financiación de Pérdidas y Daños.
  • Aumentar la aportación necesaria para el cumplimiento de la promesa global (de 2015) de aportar 100.000 millones de dólares para que los países de renta baja puedan adaptarse y aumentar la resiliencia a los impactos del cambio climático, y además cumplir el compromiso asumido por los países ricos en la COP26 de duplicar la financiación para la adaptación antes de 2025.
  • Dejar claro que limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ºC es la única interpretación aceptable del Acuerdo de París y acordar la eliminación global de la producción y el consumo de carbón, gas y petróleo en fechas que sean compatibles con el límite de 1,5 ºC. En coherencia, España debería aumentar su compromiso de reducción de emisiones a al menos un 55 % en 2030 respecto a 1990.
  • Reconocer el papel de la biodiversidad en la mitigación y la adaptación al cambio climático, y como símbolo cultural y espiritual, así como hogar de una flora y fauna diversas. La protección de la naturaleza debe asegurar que se toman medidas vinculantes para proteger el 30 %de los océanos y el 30 % de las zonas terrestres para 2030, lo cual debe hacerse en paralelo a la eliminación de los combustibles fósiles y con la participación activa de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *