Vie. May 20th, 2022

Se habla desde hace tiempo que la ventosidades de las vacas causan perjuicio a la capa de ozono, para lo que; sin perjudicar a la actividad ganadera, se han buscado soluciones alternativas. En materia legislativa, la Comisión Europea ha aprobado la comercialización de Bovaer®, un aditivo para piensos que reduce la emisión de metano.

Bovaer®, un aditivo para piensos desarrollado por DSM, ha sido aprobado por la Comisión Europea. Es la primera vez que se regulariza y aprueba la comercialización de un compuesto de este tipo, cuyo objetivo es el de reducir las emisiones de metano procedentes de la digestión de las vacas.

El metano incide en el calentamiento global 28 veces más que el dióxido de carbono, por lo que la reducción de sus emisiones se estableció en la pasada COP26 como uno de los objetivos más importantes para abordar el cambio climático a corto plazo. El aditivo es completamente seguro y su uso no afecta de ninguna manera a la calidad de los productos lácteos.

La industria láctea es responsable del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Bovaer® logrará reducir esa cantidad en torno a un 30%, impulsado de esta forma una producción de leche que permita a los agricultores, ganaderos, compañías productoras y minoristas, producir y comercializar un producto igual de confiable, pero también más sostenible.

Este aditivo es el resultado de una década de investigación científica, con más de 50 estudios revisados, certificados y publicados en diversas revistas científicas independientes, y con 48 ensayos realizados en granjas de 14 países de todo el mundo.

DSM reafirma así su compromiso con su objetivo de abordar los desafíos sociales y medioambientales relacionados con la forma en la que se producen y consumen alimentos.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.