Dom. Sep 25th, 2022

Con motivo del Foro Internacional UIA 2022 Affordable Housing Activation: Removing Barriers, que ha reunido a más de 80 expertos internacionales, se ha lanzado un llamamiento a la acción para “derribar” las barreras que impiden el acceso a una vivienda digna, adecuada y asequible.

Profesionales de la arquitectura, urbanistas, sociólogos, antropólogos urbanos, economistas y académicos, representantes de gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, instituciones intergubernamentales, así como expertos y expertas en temas de vivienda reclaman la asunción de responsabilidades compartidas para la mejora en el derecho efectivo del acceso a la vivienda digna, adecuada y asequible en todo el mundo de aquí a 2050.

El llamamiento, por una vivienda adecuada y asequible, recoge las contribuciones del Foro Internacional UIA 2022 Affordable Housing Activation: Removing Barriers y propone una hoja de ruta desde la que colaborar y avanzar. El marco de activación está basado por los principios y pilares de las agendas de desarrollo y el derecho a la vivienda, especialmente por la Agenda 2030 y la Nueva Agenda Urbana.

En esta propuesta de acciones, los expertos internacionales han fijado varios objetivos y compromisos. A raíz del debate mantenido en estas jornadas del Foro Internacional UIA 2022 Affordable Housing Activation: Removing Barriers, plantean la asunción de las seis barreras tratadas como punto de partida para estructurar la complejidad del problema del acceso a la vivienda, para lo cual destacan la necesidad de fomentar iniciativas capaces de diagnosticar la situación y facilitar la toma de decisiones.

Durante las jornadas, se señalado la importancia de establecer un plan de acción común para identificar áreas prioritarias e implementar acciones concretas. Para ello, insisten en la necesidad de establecer alianzas que consoliden un movimiento global y apoyar a gobiernos en sus acciones para materializar el derecho a una vivienda de manera inclusiva, sostenible y resiliente. En este sentido, proponen utilizar reuniones globales y regionales, movilizar apoyo técnico y financiero y explorar nuevas formas de gobernanza para una producción de vivienda más inclusiva.

Entre los objetivos principales, se encuentra a su vez, la promoción de la calidad en los procesos de producción y diseño de la vivienda asequible para garantizar el compromiso de los profesionales y de todos los agentes de la cadena de valor de la edificación. Con respecto a esta cuestión, señalan también la necesidad de reforzar el trabajo interdisciplinar de múltiples actores para conseguir el objetivo de la sostenibilidad en la vivienda, la regeneración urbana y la dignificación de los ambientes degradados. Asimismo, se pretende fomentar las sinergias entre el arte y la cultura y la ciencia y la innovación para perseguir soluciones sostenibles e innovadoras, además de accesibles y asequibles.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.