Dom. Jul 14th, 2024

En la actualidad los conductores pueden elegir señalizar un incidente en la vía bien sea utilizando los triángulos de seguridad o las luces de emergencia V-16 tanto en su versión analógica como la conectada. Así lo contempla el Real Decreto de Auxilio en Carretera que fue aprobado en marzo de 2021. Sin embargo, de acuerdo con la norma, el año que viene será el último en el que esto suceda, ya que a partir del 1 de enero de 2026 los triángulos de seguridad no podrán usarse, ni tampoco las luces V-16 analógicas, y será obligatorio señalizar un accidente o avería a través de las balizas luminosas conectadas.

Se trata de una decisión que busca reducir la elevada cifra de atropellos en carretera, especialmente aquellos que se producen cuando, tras un incidente en la vía, el conductor y/o los ocupantes del vehículo abandonan el habitáculo para señalizar la situación a los demás usuarios colocando los triángulos de emergencia.

De acuerdo con datos de la DGT, de los 118 peatones fallecidos el año pasado, 21 eran conductores u ocupantes de vehículos que se habían bajado de los mismos tras sufrir un incidente en una autopista o autovía; y otras 2 personas fueron arrolladas tras sufrir un percance en una carretera convencional; una cifra que representa un 23% más que en el 2022.

Beneficios de las luces V-16 frente a los triángulos de seguridad

Este aumento de atropellos, especialmente en vías rápidas, hizo que el pasado verano la Dirección General de Tráfico recomendara el uso de los triángulos de emergencia para señalizar un incidente en autovías y autopistas. Sin embargo, este pronunciamiento no significa que no se puedan usar las balizas de emergencia en las carreteras convencionales. De hecho, los datos de arrollamientos del 2023 muestran la importancia del uso de las luces V-16 en todo tipo de vías.

Desde Help Flash, líder en señalización luminosa de vehículos en caso de incidente en carretera, recuerdan las principales ventajas del uso de las balizas luminosas frente a los triángulos de seguridad no sólo en las autopistas y autovías, sino también en las carreteras convencionales.

Los expertos explican que los triángulos de emergencia no anteponen la seguridad del conductor, pues debe de salir del vehículo y desplazarse hasta 100 metros para colocarlo en el suelo dejándolo expuesto a un posible arrollamiento; además no son eficientes, ni para todas las personas, ya que el usarlos requiere recorrer varios metros para colocarlo; no son compatibles con motocicletas, debido a su gran tamaño, y no pueden ser usados por personas con movilidad reducida.

“Las luces V-16 cubren todas estas deficiencias. Por un lado, se pueden colocar desde dentro del habitáculo, sin necesidad siquiera de quitarse el cinturón de seguridad; se activan de forma sencilla; al ser pequeñas, se adaptan a todo tipo de vehículos, incluso a las motocicletas; y, además, son aptas para personas con movilidad reducida”, explica Alejandro González, CMO de Help Flash.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *