Vie. May 27th, 2022

Los expertos en alquiler de coches de StressFreeCarRental.com han identificado los errores más frecuentes que dificultan o impiden la conducción, entre ellos el más usual parece ser el de perder las llaves, pero también es muy frecuente equivocarse con el combustible.

Un nuevo estudio ha revelado ocho de los errores más tontos y habituales que cometen los conductores. Algunos de ellos, como perder las llaves o dejar los objetos frágiles en el asiento en lugar de en el maletero o en el espacio para los pies, afectan únicamente al propietario del coche y a los pasajeros.

Pero otros, como aparcar demasiado cerca de otro coche, suponen un verdadero trastorno para los demás usuarios de la carretera.

A la hora de repostar no te equivoques de combustible, porque te puede salir muy caro. Y no digamos ya si tienes una avería en un lugar que cause un gran atasco.

Además, a algunos conductores les ha salido caro descubrir que los justificantes de pago del aparcamiento deben colocarse siempre en el parabrisas delantero, independientemente de la orientación del coche, o de lo contrario serán multados.

Un representante de StressFreeCarRental.com dijo: «La vida es ajetreada y más aún para los conductores». Hemos comprobado que hay una serie de cosas que las personas hacen sistemáticamente, ya sea por las prisas o por despiste.

«Conducir, de por sí, ya es bastante estresante, así que conviene saber cuáles son los errores más frecuentes y tener un poco más de cuidado, a fin de que ni tu coche ni tu presión arterial se vean afectados».

Según StressFreeCarRental.com, estas son algunas de las tonterías que suelen hacer los conductores (enumeradas sin ningún orden en particular):

       Colocar objetos frágiles en el asiento

¡Por el amor de Dios, ponlos en el maletero o en el espacio para los pies! ¿Cuántas veces hace falta que se caigan al suelo al frenar en seco para que aprendamos?

       Poner gasolina en un coche diésel o viceversa

Todos conocemos alguna anécdota horrible sobre estos casos. Con un poco de suerte, te darás cuenta de la avería antes de salir de casa y no te costará demasiado arreglar el motor.

       No recordar dónde has dejado tu vehículo en un aparcamiento

O en otro sitio. No hay nada peor que tener que recorrer las ocho plantas de un aparcamiento o las calles de los alrededores, cuando llega la hora de volver a casa y no eres capaz de recordar dónde has aparcado tu coche.

  No plegar los espejos retrovisores al aparcar

Sí, los demás conductores no deberían acercarse demasiado a tu coche al adelantarte. Pero sabes que no lo harán. Precisamente por eso los espejos retrovisores se pliegan hacia adentro.

       Aparcar demasiado cerca del coche que tienes al lado

¿Alguna vez has tenido dificultades para entrar en tu coche porque el conductor de al lado ha aparcado a diez centímetros de él?

       Arrancar con la marcha puesta

Una cosa es aparcar con la marcha puesta y otra es dar un tirón brusco hacia delante al arrancar, ya que puede ser peligroso.

       Aparcar debajo de los árboles

Así te convertirás en una especie de baño público para todos los pájaros de la zona, que arruinarán la pintura de tu coche.

 Perder las llaves

Todos tenemos un lugar reservado para dejar las llaves del coche y, sin embargo, las perdemos con demasiada frecuencia.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.