Sáb. Oct 23rd, 2021

Se observa un descenso significativo entre el porcentaje de baby boomers (81%) frente al de la Generación Z (58%)

Los españoles que no cuentan con carnet mencionan como principal motivo la existencia de numerosas alternativas de movilidad para desplazarse por su ciudad.

Uber ha llevado a cabo una encuesta, en la que han participado más de 2.500 usuarios españoles, con el objetivo de analizar las diferencias generacionales sobre la percepción de las múltiples alternativas de movilidad, con foco particular sobre el uso del vehículo privado. Las principales conclusiones indican que cada vez menos jóvenes se sacan el carné de conducir.

Entre los usuarios de mayor edad es más habitual tener el carnet de conducir, concretamente el 81% de baby boomers y 78% de generación X, contrastando con el 74% de Millennials y el 58% de la generación Z. 

Se observa, además, que las generaciones más jóvenes dan mayor importancia a la libertad y comodidad como motivación para tener el carnet de conducir, frente a los usuarios de mayor edad, cuyo principal motivo es laboral.

Con respecto a aquellos españoles que no tienen carné, el 60,5% afirma no querer sacárselo al considerar que ya existen numerosas alternativas de movilidad para desplazarse por su ciudad, como transporte público, VTC, taxi, u opciones de micromovilidad como patinetes y bicicletas eléctricas. Esta motivación es especialmente elevada en el caso de los Millennials (69%). Le siguen como motivos para no tener el carnet de conducir: el miedo a conducir (36.5%), el elevado coste del coche (25%), el coste del carnet (22%), que conduce otra persona (20%) y la falta de tiempo (15%).

Las generaciones más jóvenes le dan más importancia al precio de compra y mantenimiento de un coche y al coste de sacarse el carnet, frente a las generaciones más mayores, que indican como razones secundarias motivos relacionados con la conveniencia.

En cuanto a las opciones de movilidad preferidas por los usuarios para desplazarse a su centro de trabajo o de estudios, el coche propio (52%) predomina entre los usuarios de mayor edad, mientras que los menores de 40 se inclinan por el metro y el autobús.

En lo que respecta a desplazamientos de ocio, la VTC es el método de transporte predilecto entre la mayoría de los encuestados, aunque los más jóvenes (de entre 18 y 25 años) siguen apostando por el transporte público.

Los principales motivos por los cuales los usuarios no utilizan el coche privado para este tipo de desplazamientos son: la pérdida de tiempo que implica buscar aparcamiento (60%), el gasto que supone aparcar en un parking (58%), las restricciones al vehículo privado en ciertas áreas de la ciudad (31%) y, por último, los costes derivados de la compra y mantenimiento de un coche (30%).

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *