Lun. May 20th, 2024

Las electrolineras son una realidad creciente en España, con una cada vez mayor red de puestos de recarga a lo largo de la geografía, lo que genera más confianza para los usuarios de vehículos eléctricos e híbridos enchufables y, por tanto, más interés por adquirir este tipo de unidades.

El despliegue de esta infraestructura de recarga de acceso público será uno de los temas a tratar en durante la celebración de Madrid Car Experience, gran evento del automóvil que se celebrará en IFEMA MADRID, del 22 al 26 de mayo, en el que los coches electrificados serán unos de los protagonistas.

El proceso para desarrollar la red de recarga de vehículos eléctricos en el país avanza de forma paralela a las mayores ventas de este tipo de coches, lo que a su vez muestra cómo este modelo de movilidad sostenible tiene una mayor aceptación entre la ciudadanía.

En su Barómetro de Electromovilidad de 2023ANFAC ha destacado que tan solo el año pasado se registraron 11.173 nuevos puntos de recarga, siendo el mayor crecimiento anual en este despliegue desde su primer registro en 2019. Con ello, España ha alcanzado los 29.301 puestos de recarga de acceso público para este tipo de vehículos.

La asociación aclara que hay identificados 7.728 puntos de recarga de acceso público fuera de servicio (el 21% de la infraestructura total), ya sea por encontrarse en mal estado, averiados o que aún no se han podido conectar a la red de distribución eléctrica. La entidad calcula que si estos puntos estuviesen operativos, en España habría 37.029 puntos de recarga de acceso público.

Respecto a la venta de vehículos electrificados, en 2023 se vendieron en España 124.628 unidades, un 47% superior al año 2022, con lo que alcanzan un 11% del mercado.

La potencia de las electrolineras

El tiempo de recarga de este tipo de vehículos varía, principalmente, en función de la potencia del cargador y de la batería del vehículo:

Carga lenta. La potencia oscila entre 3,7kW con el que tarda unas 8 horas y 7,4kW con la que tarda 4 horas y su infraestructura es la habitual en el ámbito doméstico.

Carga semi rápida. Necesita una corriente trifásica de de 400v y potencias que van de los 11kW con la que tarda unas 3 horas, a 22kW que permite una duración de hora y media.

Carga rápida. La infraestructura es habitual en muchas electrolineras con una potencia de los cargadores de50kW, que permite una carga de más de media hora.

Carga ultra rápida. Es la menos habitual en los puntos de recarga y tienen una potencia mínima de 150 kW, con lo que se puede cargar la batería del vehículo en 10 minutos.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *