Dom. Sep 25th, 2022

La Diputación de Málaga destinará este año un total de 17 millones de euros a la lucha contra el cambio climático, cifra que representa un 150% más que en 2021. El presidente de la institución provincial, Francisco Salado, ha afirmado que los efectos del calentamiento global ya se dejan ver también en Andalucía. “Estamos ante una situación de emergencia climática que afecta a todo el planeta y debemos trabajar, todos, para construir un futuro mejor y más sostenible”, ha manifestado.

Salado ha explicado que la estrategia de la Diputación contra el cambio climático se configura en torno al plan Málaga Viva, un programa transversal que implica a numerosos departamentos y servicios de la institución.

Las mayores partidas se centran en la gestión sostenible del agua, cuestión a la que se reservan once millones de euros. De esta cantidad, 9,5 millones se destinan a actuaciones de mantenimiento y mejoras en las EDAR de 24 municipios de la provincia. También se incluyen los programas de Obras y Suministros y de Asistencia Técnica en la redacción de proyectos y, además, este año se está invirtiendo un millón de euros en un plan de análisis de redes municipales y detección de fugas de agua.

“El objetivo es que cada gota de agua, que es un bien escaso y muy preciado, se utilice con eficacia; queremos reducir el consumo y evitar fugas y posibles fraudes”, ha afirmado el presidente.

Otra partida que ha experimentado un gran aumento respecto a 2021 es la referente a las acciones que se están desarrollando para aumentar la eficiencia y el ahorro energético, a las que se dedican 4,1 millones de euros, un 664% más que el año pasado, con un protagonismo especial del proyecto pionero para la calefacción de centros educativos y edificios públicos con biomasa. Entre 2022 y 2023 está previsto invertir seis millones de euros para aprovechar el uso de estas energías limpias en la Sierra de las Nieves y estudiar extender su uso al Valle del Genal, Antequera, Nororma y a la Axarquía.

“Este plan de aprovechamiento de la biomasa no sólo es útil para que los ayuntamientos ahorren en la factura de la luz, sino que ayuda a quitar combustible de los montes y previene incendios”, ha apuntado Salado.

Reforestación

Una tercera pata importante de la estrategia contra el cambio climático se centra en la reforestación de los bosques, a lo que este año se destinan 858.000 euros, y que contempla cuatro líneas de actuación: las plantaciones de árboles, la renaturalización de espacios municipales, el banco de terrenos municipales y la concienciación y educación ambiental en materia de biodiversidad.

En este capítulo se encuentra el gran proyecto ambiental y de ocio del pantano de La Viñuela, que incluye la plantación de 35.000 árboles y arbustos. El presidente ha recordado que este proyecto contempla una senda circular de 24 kilómetros dotada con carriles bici, el acondicionamiento de miradores, la creación de nuevas zonas para aparcamientos, la rehabilitación de las áreas recreativas, un pantalán flotante y la mejora de los accesos de entrada. En total se invertirán 4,5 millones de euros.

Salado ha explicado también el contenido de la Carta Verde, es una iniciativa del servicio de Medio Ambiente y Cambio Climático para reducir las emisiones de la propia institución. “Entre otras cosas, hemos elaborado una política energética institucional, estamos creando y mejorando espacios verdes en los distintos centros de la Diputación, apostamos por la reconversión del Parque Móvil, estamos evaluando nuestra huella de carbono y estamos desarrollando una política de compras y contratación ambientalmente responsables”, ha especificado. Para estas actuaciones se reservan este año 420.000 euros.

También se está impulsando la redacción de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible de carácter supramunicipal del Valle del Guadalhorce y Guadalteba, que sumado a otras actuaciones supera los 300.000 euros. Y en materia de formación y concienciación ciudadana, se destinan casi 150.000 euros a programas de divulgación y sensibilización ambiental marina de la mano del Aula del Mar.

El presidente ha mencionado otras actuaciones de la institución contra el cambio climático, como las que se realizan en La Noria, con el impulso de un ecosistema de emprendimiento social; la gestión sostenible de residuos sólidos urbanos o la planificación y coordinación territorial.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.