Dom. Oct 24th, 2021

Según informa ANFAC, la crisis de materias primas se mantiene por sexto mes y provoca una fuerte caída del 18,1% en la producción respecto a junio de 2020. Además, la lenta recuperación de los mercados europeos condiciona el ritmo de demanda, con un retroceso del 14,9% de las exportaciones en comparación con junio de 2020.

El mes de junio cerró con un total de 172.696 unidades, que representó una fuerte caída del 18,1% respecto a junio de 2020. Esta caída se produce a pesar de que hace un año, las fábricas estaban todavía retomando el ritmo de producción tras el parón por la pandemia. Comparado con datos prepandemia, la caída es de un 33,8% respecto del mismo mes de 2019.


En el primer semestre, se han fabricado 1.205.577 unidades, lo que supone un incremento del 26,1% respecto del mismo periodo en 2020 pero que, frente a un año prepandémico como es 2019, todavía registra un fuerte descenso del 21,6%.


La escasez de microchips, principal razón de la caída que se prolonga ya desde finales de 2020, está golpeando de especial manera a la producción de vehículos, tanto a escala nacional como europea. Los centros de producción se están viendo obligados a retrasar la fabricación y a efectuar medidas especiales como la suspensión temporal de las líneas de producción hasta que la falta de semiconductores se vea resuelta. Las previsiones indican, sin embargo, que el ritmo de fabricación de estos componentes no se ajustará a la demanda del sector de automoción hasta el primer semestre de 2022.


De igual modo, aunque los principales mercados en Europa están logrando mejorar sus ritmos de ventas, todavía se sitúan muy por debajo de las registradas en 2019, lo que provoca que la demanda del vehículo “made in Spain” baje. Durante el último mes, mercados como Francia (-13,6%), Alemania (-15,7%), Italia (-13,3%), Reino Unido (-16,7%) o Portugal (-25,2%) siguen registrando cifras negativas en comparación con el mismo periodo de 2019, aunque demuestran una mejor evolución que el mercado interno (-25,8%) que sigue siendo el que mayor caída registra. Este dato cobra especial importancia, teniendo en cuenta que uno de cada cuatro vehículos vendidos en España es de producción nacional.


Por tipo de vehículo, durante el mes de junio, en comparación con el mismo mes de 2020, la fabricación de turismos y todoterrenos ha sufrido un retroceso del 11,1%, con 146.311unidades. Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales* ha registrado una importante caída con un descenso del 43,1% en el sexto mes, hasta alcanzar las 26.385 unidades.


EXPORTACIONES
En el mes de junio, las exportaciones han obtenido un fuerte descenso del 14,9% en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta obtener un total de 151.366 unidades enviadas fuera de nuestras fronteras. Para el acumulado en el primer semestre, se han exportado 1.035.609 vehículos, que representa un incremento del 30,6% respecto a 2020, pero que en comparación con 2019 continúa acumulando un retroceso del 16,1%.


A pesar de la mejor evolución de los mercados europeos en los últimos meses, se siguen registrando importantes descensos en el ritmo de las ventas lo que condiciona la demanda extranjera de vehículos nacionales. En el último mes, los destinos ubicados en Europa, que suponen 8 de cada 10 envíos de vehículos, han rebajado su demanda un 29,5%, siendo este un importante factor para explicar la caída del ritmo de exportación. Al igual que en los últimos meses, Turquía, con un crecimiento del 55%, es el único mercado del Top 5 de destinos de exportación que ha aumentado su demanda, mientras que destacados mercados como Francia (–33,2%), Alemania (-44,5%), Italia (-3,1%) o Reino Unido (-53%) siguen reduciendo su adquisición de vehículos “made in Spain” a expensas de mejorar la recuperación de sus mercados internos.


Por tipo de vehículo en comparación con el mismo mes de 2020, los turismos obtienen una caída del 10,8% en las exportaciones, hasta las 127.058 unidades enviadas al extranjero, mientras que los vehículos comerciales e industriales* registran un mayor ritmo de caída con un retroceso del 31,1% en las exportaciones, acumulando un total de 24.308
unidades exportadas.


PRODUCCIÓN POR FUENTES DE ENERGÍA
En el mes de junio, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones obtiene un aumento del 17,3% respecto al año anterior, acumulando un total de 21.314 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP). Durante el último mes, este segmento de vehículos alternativos ha acumulado el 12,3% de la cuota
de producción total de vehículos en España.

En concreto, la principal fabricación corresponde a los turismos electrificados, que alcanzan el 10,7% de cuota, con 15.610 unidades fabricadas en junio.


En el acumulado del año, los vehículos electrificados, híbridos y de gas suponen uno de cada diez vehículos fabricados y suman un total de 129.062 unidades, un 129,7% más que en el mismo semestre del año anterior.


En el sexto mes del año, con 10.598 unidades fabricadas, los híbridos enchufables son los vehículos de cero y bajas emisiones con mayor producción, representando el 6,1% del total de fabricación. En el conjunto del año, se han fabricado 68.525 unidades, todos turismos.


Los vehículos eléctricos mantienen su ritmo ascendente, hasta alcanzar el 3,4% del total, con 5.888 unidades en el mes de junio, de los que 5.012 son turismos eléctricos. En el semestre, se han ensamblado 36.531 unidades eléctricas de batería, 32.177 turismos.


Entre ambos tipos, acumulan el 8,7% de la producción total, con 105.056 unidades en el primer semestre de 2020.


Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *