Vie. Oct 7th, 2022

El sector de la construcción, que supone el 5,2% del PIB en España, emplea al 6,37% de personas ocupadas en nuestro país. Es decir, el sector cuenta con 1.285.900 personas de las cuales el 10,2% son mujeres, según los datos de la EPA del último trimestre de 2021.

En el caso del total de ocupados, que son más de 20 millones de personas, el 46% son mujeres y 54% son hombres. Una brecha menor que la existente en la construcción, un sector tradicionalmente copado por hombres, pero que se espera vaya cambiando de tendencia con los años.

Por su parte, la Plataforma de Edificación Passivhaus, asociación sin ánimo de lucro que engloba a profesionales, empresas y expertos en el campo de la eficiencia energética en la edificación, ha querido destacar que, en los últimos 3 años, el número de socios hombres ha aumentado un 20% mientras que la incorporación de mujeres ha crecido un 41%. Un dato que deja de manifiesto la integración, cada vez mayor, de la mujer en el campo de la construcción eficiente.

De hecho, la mujer tiene cada vez mayor peso en cuestiones como la sostenibilidad y así quedó de manifiesto en un estudio realizado por Pricewaterhousecoopers (PwC) y la asociación Women Action Sustainability (WAS) donde se vio cómo en los puestos de responsabilidad en sostenibilidad de las principales compañías españolas, cerca del 50% eran mujeres. Esto quiere decir que hay cierta igualdad en el sector. Así que, desde el rol que ocupan las mujeres en las empresas, tienen la oportunidad de contribuir a colocar la sostenibilidad en el centro. En este sentido, las empresas pioneras en el sector de la construcción están en busca y captura de talento femenino para formalizar una tendencia hacia lo sostenible.

Para Carolina Santiago, arquitecta y delegada de PEP en Andalucía, “en el sector de la construcción, y específicamente en el de la edificación energéticamente eficiente, las mujeres aportan un sentido común de gran valor y entienden la necesidad de gestionar la energía. Además, que haya más mujeres en sectores relativos a la sostenibilidad se debe a que las mujeres estamos más preocupadas o concienciadas con el medio ambiente pues tradicionalmente nos hemos encargado de los cuidados la familia, y por extensión de la salud y medio ambiente que le rodea, lo cual hace que cada vez estemos más presentes en asociaciones o empresas que apuestan por la sostenibilidad”. 

Desde PEP afirman que el sector de la construcción tiene un gran reto por delante y deberá trabajar para construir un sector más atractivo y moderno. Este avance pasará, de manera ineludible, por la incorporación de mujeres a las nuevas tendencias que se generan en nuestro país, como la digitalización o el auge de la ‘economía verde’. En esta línea está el compromiso con la sostenibilidad y la economía circular para atraer a más mujeres a que inicien su carrera profesional en el sector.

En este sentido, Concha Uría, arquitecta asturiana y vocal de la junta nacional de PEP comenta: “la administración debería comprometerse con implementar programas en los colegios para explicar a las niñas desde temprana edad, que dedicarse a la construcción en el siglo XXI no requiere fuerza sino precisión y talento. Sería muy interesante que se implantase una iniciativa parecida al programa STEM donde trata de fomentar la ciencia entre niñas de 12 a 15 años. Hay que borrar la imagen de que el sector de la construcción solo consiste en la de obra donde nos encontramos únicamente a hombres cargando pesos y ejerciendo su fuerza”.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.