Dom. Jul 14th, 2024

La empresa Ioki, dedicada al desarrollo de soluciones inteligentes de movilidad, y Optibus, una plataforma de software para la planificación y operaciones de transporte público, han presentado en la primera jornada de Global Mobility Call el proyecto que tienen en conjunto con el que pretenden desarrollar una red fija de transporte, pero capaz de atender a todas las necesidades que demandan los usuarios implicados en el transporte colectivo y sostenible. Esta propuesta implementa el big data y la Inteligencia Artificial para conseguir una red eficiente y completa.

En el panel han intervenido Alexander Mindiola, gerente de Ventas y Desarrollo de Negocios Internacionales en Ioki, y Carolina Simões, directora regional de Europa del Sur de Optibus. Ambos coinciden en que implementar una única red fija y que satisfaga a todos los usuarios es posible. Para ello, las compañías aúnan procesos para elaborar esta red eficiente soportada por Inteligencia Artificial.

Desde Ioki exponen que “la oferta de transporte público debe adaptarse a las necesidades de la población y de la región”. En este aspecto, Mindiola trata la necesidad de, en primer lugar, planificar la red antes de implementar la digitalización. Para ello, crean una simulación de los desplazamientos que realizan más a menudo los usuarios para ir de un punto a otro. Con ese dato, se desarrollan las opciones de rutas posibles que tiene el pasajero para, posteriormente, planificar los servicios de movilidad que deben seguir. Finalmente, se presenta el impacto que tiene el servicio en la simulación operativa y así conocer realmente la eficiencia y la satisfacción tanto de las empresas como de los clientes.

Para completar este proceso y conseguir que la red sea fija, Optibus utiliza la inteligencia artificial y diferentes algoritmos. Simões explica que emplean la cartografía de Google Maps en donde marcan los puntos clave del transporte y empiezan a estudiar si el trazado de la ruta es rentable para población.

Asimismo, estudian los datos de demanda de las líneas y, en base a esa información, pueden efectuar los horarios de la línea, así como optimizar los servicios tanto de los pasajeros, como de los turnos de los conductores. Asimismo, el algoritmo también busca minimizar los costes de energía de los vehículos y otros datos socioeconómicos que logren optimizar al máximo las rutas.

El servicio a la demanda de la red de transporte se plasma en un sistema operativo digital completamente intuitivo compuesto en una aplicación para pasajeros y vehículos, un centro de control, el back–end Intelligente y la herramienta de reporte de diferentes indicadores.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *