Lun. Jul 4th, 2022

Executive Forum ha organizado, con el patrocinio de Abbott, la ‘Jornada sobre el control del consumo de estupefacientes y seguridad vial’, un encuentro que ha reunido a distintos expertos y personas relacionadas con la temática. Así, los participantes han compartido el punto de vista de la regulación, del control por parte de Tráfico, de la confirmación analítica en el laboratorio y, finalmente, de las víctimas de los accidentes de tráfico causados por el consumo de alcohol y drogas.  

En primer lugar, Mª Teresa García Molina, directora de Relaciones Institucionales de Abbott España y Portugal, ha dado la bienvenida a los asistentes. “Abbott es una compañía en el ámbito de la salud con casi 100 mil colaboradores en todo el mundo que lleva enfocando todos sus esfuerzos en aquellas áreas donde podamos tener el mayor alcance. Nuestra cultura de compañía se basa en la innovación y está en el núcleo de todo lo que hacemos desde hace más de 130 años. Aportamos tecnología médica y productos de vanguardia en áreas como la cardiología, la diabetes, la nutrición y en el campo del diagnóstico clínico. Desde éste, aportamos toda nuestra experiencia y conocimiento para aplicarlo en el sector de la toxicología, concretamente en la determinación de las drogas de abuso” ha señalado.

El presidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, Juan José Matarí, ha destacado que “creo que se habla muy poco del consumo de drogas como factor determinante en los siniestros de tráfico”. Así, ha indicado que, según datos oficiales, un 20% de los conductores fallecidos y sometidos a autopsia dieron positivo por consumo de drogas. En este sentido, Matarí ha invitado a reflexionar acerca de la gravedad de esta problemática y a tomar medidas para corregir esta “tendencia creciente”.

Consumo de drogas y políticas de seguridad vial

“Conducir bajos los efectos de las drogas, además de ser ilegal, es peligroso” ha dicho con contundencia. Según ha explicado el presidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, el riesgo de fallecer o resultar herido en un accidente de tráfico se multiplica 3 veces por el consumo de cannabis, 10 veces por consumir cocaína y hasta 30 veces por la ingesta de anfetamina. Pese a que en los últimos años se ha avanzado en este control, Matarí ha admitido que “todavía nos queda mucho por aprender del problema, de su alcance y de la forma de abordarlo”. “La prevalencia del consumo de drogas entre los conductores ejerce una influencia muy negativa y nada desdeñable en el logro de los objetivos de las políticas de seguridad vial en nuestro país” ha advertido.

Con respecto a la Estrategia de Seguridad Vial 2030 que está elaborando el Gobierno, Matarí ha indicado que en el informe de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso destaca la necesidad de incluir esta problemática del consumo de drogas en la formación vial, en el marco de la seguridad vial laboral y en los programas de reeducación vial de los conductores reincidentes.  

A continuación, Joaquín González, comandante de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ha compartido la experiencia de este cuerpo de seguridad acerca de lo que ha supuesto incluir muestras de fluido oral en el control de drogas y estupefacientes. Este procedimiento “constituye una herramienta eficaz y útil para luchar contra este tipo de factores de riesgo” ha indicado, añadiendo que “goza de todas las garantías legales y es un proceso que nos permite conocer si una persona conduce bajo los efectos de las sustancias tóxicas”. Asimismo, el comandante ha explicado que “las muestras recogidas se realizan conforme a una cadena de custodia, estando plenamente identificada la muestra en cada lugar para su posterior remisión a laboratorio, que es quien verdaderamente emite los informes sobre la cantidad de droga que existe en el organismo”. De este modo, “el laboratorio determinará finalmente si se procede a incoar el expediente sancionador por parte de la DGT conforme a las denuncias que se hayan realizado por los agentes”.

En representación del laboratorio Synlab, su responsable del Departamento de Toxicología, Azucena Llinares, ha presentado el funcionamiento de esta área, cuya principal competencia es “la confirmación de drogas de abuso en muestras biológicas procedentes del cribado, mediante inmunoensayo o test rápidos”. Así, respondiendo a un protocolo concreto de tratamiento de las muestras salivares, la principal competencia de este laboratorio consiste en “determinar el consumo, intoxicación y/o seguimiento del tratamiento de sustancias psicoactivas, sus metabolitos y fármacos”.

Finalmente, el delegado de Madrid de Stop Accidentes, David Landazábal, ha presentado esta ONG “creada hace 22 años por víctimas de siniestros viales para dar apoyo a otras víctimas, entre las cuales me incluyo”. Así, Landazábal ha compartido su testimonio en relación a esta grave problemática.

“En 1987 un conductor que circulaba de manera peligrosa invadió el carril contrario y mató a mis padres. Mi padre murió en el acto y mi madre agonizó durante 11 días, hasta que falleció por las lesiones que tenía”. Un año después, “entré en una espiral autodestructiva. Salía por las noches, consumía alcohol y luego conducía” ha proseguido, “esto me llevó a tener un siniestro en moto en el que casi fallezco”. Según esta víctima, “sin quitarme responsabilidad, esto fue consecuencia de lo que me había ocurrido un año antes”. Además, “hace 10 años mi hermano pequeño también falleció en otro accidente”. El delegado de Stop Accidentes ha insistido en la importancia de “concienciar y, sobre todo, educar”.

Vea aquí el desarrollo de la jornada

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.