Dom. Jul 14th, 2024

La Asociación Española del Gas (Sedigas) ha señalado que España juega «un papel fundamental» para alcanzar el objetivo comunitario de producción de 35.000 millones de metros cúbicos (35 bcm) de biometano al año en 2030, recogido en el Plan REPowerEU.

En una jornada organizada por Sedigas y Biomethane Industrial Partnership Europe, en la sede de la Representación de la Comisión Europea en Madrid, el presidente de la patronal, Joan Batalla, destacó que el biometano es, desde hace tiempo, «un elemento protagonista en el marco de las políticas energéticas europeas» y puso en valor el papel de España en esta materia.

Así, recordó que la Comisión Europea elaboró un informe país en el que por primera vez se incluyó una mención específica al potencial español en biometano como palanca estratégica para la transformación del sistema energético y la descarbonización de la economía.

Según las propias estimaciones de la Comisión Europea, España dispone de capacidad para producir 4.100 millones de metros cúbicos de biometano al año en el horizonte 2030, que podrían reemplazar un volumen de gas de hasta 47,7 teravatios hora (TWh). España es el tercer país de la Unión Europea con mayor potencial de producción de biometano, con 163 TWh/año, que permitiría descarbonizar el equivalente al 50% de la demanda de gas natural.

El evento contó con la participación de representantes de la Comisión Europa, del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, de asociaciones sectoriales europeas como European Biogas Association (EBA) y Eurogas, así como de destacados directivos de compañías como Enagás GTS, Nedgia, bp o Prezero, plenamente involucradas en el desarrollo del mercado del biometano en España.

El sector agrario, «parte de la solución», no del problema

Por su parte, James Watson, secretario general de Eurogas, se refirió a la movilización que están llevando a cabo los trabajadores agrarios poniendo en valor el papel que puede desempeñar el biometano en este sector, ya los agricultores y ganaderos «son parte de la solución, no del problema».

«Hay sectores tradicionalmente difíciles de descarbonizar como la industria pesada y el transporte (también pesado); pero hay un tercer sector en esta categoría en el que el biometano jugará un papel clave: el agrícola. Este gas es la mejor solución para reducir las emisiones del campo, ya que todos los subproductos derivados de su actividad pueden servir para generar energía a través de la producción de biometano, convirtiéndolos en un valor y aumentando los ingresos de estos trabajadores», dijo.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *