Vie. May 20th, 2022

El nuevo Plan de Movilidad Sostenible (PMS) 2021-2030 de Gijón tiene como principales objetivos, figura la disminución de un 25% de las emisiones de CO2 generadas por la movilidad y de un 32,5% del consumo energético, la reducción de un 50% de los accidentes graves y la recuperación del espacio público para las personas, ya que actualmente no llega al 40%.

El Plan de Movilidad Sostenible 2021-2030 de Gijón contempla 46 medidas estructuradas en 9 líneas estratégicas: nuevo modelo de movilidad y espacio público, fomentar la movilidad activa y saludable, aumentar y mejorar la oferta de transporte colectivo, utilización eficiente del vehículo privado motorizado, optimizar la distribución urbana de mercancías, mejorar la movilidad escolar, optimizar la movilidad en grandes centros atractores, fomentar la movilidad eléctrica y nuevas alternativas de movilidad personal e incidir sobre la conducta de movilidad de la ciudadanía, control y seguimiento.

Algunas de las medidas más destacadas son la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, la mejora de la red básica peatonal y del sistema de bicicletas públicas, el desarrollo de la red ciclista, el fomento del uso del transporte público, la ampliación de la regulación del estacionamiento (ORA) y la puesta en marcha de aparcamientos para residentes.

Para un uso eficiente del coche, mejorar la calidad ambiental y propiciar una ciudad para las personas, se realizará una nueva zonificación y los siguientes ámbitos: Límite de la poligonal de la Ordenanza de Movilidad, Área de Prioridad No Motorizada (APNM), Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en Cimavilla, La Calzada y Centro; Áreas de Prioridad Residencial (APR) en Moreda, el Polígono de Pumarín y Viesques; Áreas Singulares de Nuevo Roces, Piles – Mestas y Milla del Conocimiento.

Asimismo, la red viaria urbana de Gijón se clasificará en tres categorías para garantizar la seguridad vial y la convivencia entre todos los modos de desplazamiento, prestando especial atención a los más vulnerables. Se trata de la red básica, de 30 a 50 kilómetros por hora, que pasará de los 35,7 kilómetros actuales a 31,5 kilómetros; la red secundaria o Calles 30, con una velocidad limitada a un máximo de 30 kilómetros por hora; y la red residencial o local, de 20 a 30 kilómetros por hora.

Medidas para mejorar la accesibilidad

Aunque los autobuses urbanos de Gijón son accesibles, queda la asignatura pendiente de mejorar la accesibilidad en las paradas. En este sentido, el Plan de Movilidad Sostenible 2021-2030 busca garantizar tanto el camino accesible hasta la marquesina como el acceso al vehículo a nivel y sin obstáculos.

Asimismo, se está acometiendo la instalación progresiva de franjas de pavimentos podotáctiles que permiten tanto el ámbito de las paradas y la zona de detención de los autobuses, y se plantea la implementación de guías táctiles y el refuerzo de la señalización de las marquesinas y de los sistemas de información de los servicios interurbanos que circulan por la ciudad.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.