Dom. Oct 24th, 2021

El pasado jueves la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobó el anteproyecto de su nueva ordenanza de movilidad sostenible, que reemplaza al aprobado en 2018 por Carmena. Así, en primer lugar Madrid Central pasará a llamarse Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección del Distrito Centro, un plan que tras sus correspondiente alegaciones, el gobierno espera aprobar en julio.

Aunque el ayuntamiento también espera aprobar la norma antes de verse obligado a ejecutar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), ratificada luego por el Tribunal Supremo y que anula el Madrid Central de Carmena por defectos de forma.

Éstas son las principales medidas incluidas en el anteproyecto aprobado por el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida:

Restricciones al tráfico para vehículos contaminantes

Madrid Central se convierte en la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) Distrito Centro, con el mismo perímetro y tres novedades: equiparar a los 15.000 comerciantes de la zona con los residentes, permitir la circulación de motos hasta las 23:00 horas (una hora más) y retrasar un año, al 31 de diciembre de 2022, la limitación de acceso a los vehículos de mercancías con distintivo ambiental B y de más de 3.500 kilos de peso.

Se creará una segunda Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección, Plaza Elíptica, a cuyo entorno no podrán acceder los vehículos A de los no residentes y los de distribución urbana de mercancías sin distintivo ambiental y de más de 3.500 kilos de peso.

  • Desde el 1 de enero de 2022, los vehículos sin distintivo ambiental de no residentes en Madrid no podrán circular en el interior de la M-30.
  • Desde el 1 de enero de 2023, tampoco podrán circular en la propia M-30.
  • Desde el 1 de enero de 2024, quedará prohibido su acceso y circulación por todo el municipio de Madrid.
  • Desde el 1 de enero de 2025, la prohibición se extenderá también a los vehículos A de residentes en Madrid.
  • Tanto el Ayuntamiento como sus empresas contratistas deberán utilizar exclusivamente vehículos Cero y Eco, salvo cuando no sea viable por la naturaleza de los trabajos a realizar.

Más zonas SER

El Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) tendrá una nueva zona de «alta rotación» en espacios con una «intensa demanda de estacionamiento», como los entornos de administraciones públicas, hospitales y centros de salud, colegios o universidades y centros culturales, sociales, comerciales y deportivos. Estará señalizada de color blanco y azul y no se podrá estacionar en ella más de 45 minutos.

Se contempla la ampliación del SER a veinte «barrios frontera» más allá de la M-30, sujeta a la «demanda vecinal» y al visto bueno de la correspondiente Junta Municipal de Distrito.

Se creará una «tarifa dinámica» del SER, de modo que el coste de estacionar en zonas con parquímetro sea más elevado durante episodios de alta contaminación.

Las plazas del SER con cargadores eléctricos serán de uso exclusivo para vehículos Eco, y los vehículos de ‘carsharing’ podrán reservarlas.

En las plazas dirigidas a motos, bicicletas y patinetes, los vehículos de dichas tipologías que sean de uso compartido no podrán ocupar más del 50 % del espacio.

Seguridad vial

El uso de casco homologado en bicicletas, patinetes y otros vehículos de movilidad personal (VMP) será obligatorio para menores de 18 años y ‘riders’ indistintamente de su edad.

Tanto motos como bicicletas, patinetes y demás VMP estarán obligados a estacionar en los espacios específicamente reservados y señalizados para ellos, preferiblemente en la calzada y no en la acera.

Las bicicletas tendrán prohibida la circulación por túneles salvo que dispongan de un carril reservado a tal efecto.

Bus nocturno a demanda

Habrá parada nocturna «a demanda» en determinadas líneas de autobús; es decir, los pasajeros podrán solicitar bajar o subir donde no haya parada.

Todos los eventos con previsión de más de 5.000 asistentes que se organicen en Madrid deberán presentar un plan de movilidad como requisito previo.

Nuevos transportes e innovación

Se creará una Comisión de Movilidad Aérea Urbana con el objetivo de regular el uso de aeronaves pilotadas por control remoto (RPA), como los drones.

Se introducirá un sistema de gestión inteligente de la carga y descarga de mercancías, de modo que las empresas puedan registrarse para realizar sus tareas en una horquilla predeterminada de treinta minutos.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *