Sáb. Oct 23rd, 2021

El Ayuntamiento de la capital  lleva a cabo una renovación del Plan de Ordenación Urbanística de 1997. En el futuro la construcción de viviendas se debe adaptar a demandas más ecológicas y concienciadas con la protección del Medio Ambiente.

El proyecto urbanístico “Ribera de Calderón”, a orillas del río Manzanares, tiene como objetivo disfrutar de la naturaleza en pleno centro.

El Ayuntamiento de Madrid ha llevado a cabo una actualización de las normas urbanísticas, ya que el equipo del delegado de Desarrollo urbano tiene el propósito de renovar el Plan de Ordenación Urbana de 1997. Su fin es contribuir a la construcción de viviendas bioclimáticas y eficientes en fachadas y cubiertas verdes, uso de paneles solares o cualquier otro elemento de sostenibilidad.

Las viviendas del centro de la capital, debido a las normas, para realizar cualquier reforma integral hay que seguir un plan especial. Por ello, con esta actualización se pretende agilizar este tipo de trámites.

Además, se permitirá la recuperación de los patios de manzana sin destruir las edificaciones que ya existen. El Ayuntamiento, con ello, también quiere facilitar la edificación de viviendas dotacionales en barrios donde hay un exceso de metros para servicios públicos.

Por otra parte, se llevará a cabo una regulación de las cocinas fantasmas exigiendo que estas se ubiquen exclusivamente en zonas industriales para no molestar a los vecinos.

Otra de las medidas adoptadas es que las terrazas serán eliminadas del cómputo de edificabilidad ya que, actualmente contabilizan entre un 50% y un 100%. De esta manera se podrá construir inmuebles más abiertos al exterior.

Ribera de Calderón, zonas verdes y sostenibilidad en el centro de Madrid Con todo ello, Ribera del Calderón es una de las promotoras de viviendas en incorporar todas estas normas en sus edificaciones. Transformando el suelo industrial en un uso residencial y zonas verdes. Sus construcciones se realizan siguiendo criterios de eficiencia energética con el objetivo de disminuir la huella de Carbono. Así mismo, en el proceso de construcción, utilizan estaciones mediadoras de ruido dado que son pioneros en el empleo de estaciones de medición de partículas de suspensión.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *