Dom. Jul 3rd, 2022

Según un estudio realizado en 2021 por la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), un 48% de los españoles cuentan ya con dispositivos de tecnología inteligente en sus hogares. Sin embargo, solo un 11% viven ya en casas inteligentes. Además, también pronostica que en 2024 un 20% de las viviendas estarán totalmente digitalizadas. Esto supondría un aumento de un 300% respecto al 2020. Los datos muestran que los españoles se interesan cada vez más por la domótica y el modelo Smart Home, que consisten en el uso de una red Wifi para enviar y recibir información. Este tipo de viviendas se basan en la eficiencia energética y la conectividad entre dispositivos para facilitar las tareas del día a día.

La incorporación de la domótica en la vida diaria no solo supone una mayor comodidad sino que también se traduce en ahorro energético y, por tanto, facturas más baratas. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), un 30% del consumo de energía de España proviene de las familias, correspondiendo un 18% al ámbito doméstico. Para fomentar la concienciación, las Smart Home cuentan con monitorización de consumos para que el usuario conozca el consumo energético de su
hogar. De esta forma, podrá modificar sus hábitos para incrementar el ahorro.

El sector tecnológico se muestra optimista. Según el mismo estudio de la UCI, se estima que un 93% de los ciudadanos están dispuestos a incorporar o sumar más dispositivos inteligentes en sus hogares. Sin embargo, un 88% considera que suponen un coste muy elevado. Para poder responder a la gran demanda, el sector urbanístico se ha visto obligado a incorporar este tipo de tecnologías en sus proyectos. Los dispositivos más demandados por los españoles son asistentes y altavoces controlados por voz, bombillas inteligentes, sistemas de seguridad y dispositivos de climatización.

El futuro urbanístico se encuentra en la domótica. Uno de los proyectos que se suma a la incorporación de estas tecnologías es el de Ribera del Calderón. Este contará con un total de 1312 viviendas, además de parques y jardines. 200 de esos hogares son considerados “casas inteligentes” al estar dotados de tecnología domótica. En ellas, los residentes podrán controlar todos los rincones de la casa de forma remota. En el conjunto del ámbito, Ribera del Calderón asegura una disminución del consumo energético de hasta un 70% y una reducción de consumo de agua de un 40%.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.