Dom. Sep 25th, 2022

Durante los últimos años, el incremento del tráfico en las ciudades ha sido progresivo hasta la llegada de la crisis de la COVID-19, una realidad que permitió al planeta empezar a respirar debido a la paralización de su actividad. Sin embargo, en 2021 las ciudades volvieron a moverse y, en consecuencia, las carreteras empezaron a equilibrar sus índices de tráfico incluso superando las cifras prepandemia.

Con motivo del Día Mundial sin Coche, Cabify ha llevado a cabo una encuesta a más de 3.500 usuarios a nivel global y a más de 500 en nuestro país, poniendo el foco en aquellos usuarios que disponen de coche particular. Tras analizar los resultados, se pone de manifiesto que esta problemática ha continuado su ritmo ascendente en las ciudades. La mayoría de los ciudadanos califica el volumen de tráfico urbano entre “bastante alto” y “muy alto”, especialmente en España, donde así opina el 87,8% de los encuestados.

El transporte se ha convertido en uno de los sectores que genera más emisiones de gases efecto invernadero (GEI), siendo el responsable del 24% de las emisiones de CO2. En este sentido, el aumento del uso del coche privado no solo se trata de un aspecto que afecta al planeta en materia medioambiental, sino que también impacta en la infraestructura de las ciudades, ocupando espacios que podrían estar dedicados al ocio de las personas.

Además, con el objetivo de concienciar y fomentar alternativas sostenibles y cero emisiones, durante el Día Mundial Sin Coches, Cabify va a ofrecer viajes gratis en motos en Madrid, Barcelona, Málaga y Zaragoza. Estos viajes, gratis durante los diez primeros minutos, estarán disponibles en la propia app durante todo el día el 22 de septiembre.

Respecto a la encuesta, dos de cada tres ciudadanos consultados en España son conscientes del exceso de coches privados en la ciudad y están de acuerdo en que se tomen medidas para disminuir su uso, como aumentar la frecuencia de viajes del transporte público (74,5%), fomentar aparcamientos gratuitos cerca de las ciudades y de las estaciones (57,1%), o dar ayudas económicas para el uso de opciones de movilidad alternativos al coche particular (44,1%).

Por otro lado, el aumento del coche particular en las ciudades también afecta de manera significativa a otros aspectos de la calidad de vida como el bolsillo de las personas o su tiempo personal. De hecho, el 52,2% de los conductores españoles consideran que el aumento de los coches particulares dificultan la posibilidad de encontrar aparcamiento el 42,5% lo achacan a los elevados precios del estacionamiento. 

En este punto, dos de cada tres (66%) españoles asegura gastarse unos 260 euros al año sólo en aparcamiento fuera de su domicilio. De hecho, un ciudadano gasta entre 260 y 1.040 euros al año en estacionamiento, y a esta cifra habría que añadir el coste de la gasolina, el mantenimiento del coche y el seguro, entre otros costes añadidos. Por último, también es relevante la inversión de tiempo. En este sentido, más de la mitad (51,8%) de los ciudadanos no está dispuesto a emplear más de diez minutos en encontrar aparcamiento.

“Entre el 70% y el 80% de nuestras calles están ocupadas por vehículos particulares que, además, permanecen aparcados el 95% del tiempo. Queremos seguir haciendo de las ciudades un lugar mejor para vivir y nos alegra comprobar que ya son más de la mitad de los ciudadanos (el 53% según nuestra encuesta) los que prefieren evitar el uso del vehículo privado de manera periódica. También son mayoría los que esperan que se tomen medidas sobre ello y esto marca un claro cambio de tendencia. Espero que en este Día Mundial Sin Coche más personas dejen su coche particular en casa. Afortunadamente, existen alternativas como el transporte público, la movilidad compartida o incrementar el número de trayectos a pie, entre otras, que nos permitirán hacer que el sector del transporte deje de ser uno de los más contaminantes en el mundo“, declara David Pérez, Senior VP of Stakeholder Relations de Cabify.

Una elección poco rentable para el ciudadano y para el planeta

Para concienciar sobre el uso excesivo del coche particular y tratar de reducirlo, Cabify ha publicado una pieza que refleja las desventajas de esta forma de desplazarse por las ciudades: los atascos, las dificultades para encontrar aparcamiento o la contaminación asociada. En definitiva, apostar por el coche privado para moverse en la ciudad no solo es una opción poco rentable en cuanto a tiempo y coste económico se refiere, sino que también se trata de una elección que compromete al planeta.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.