Mar. Ene 25th, 2022

En 2021 el teletrabajo ha pasado de suponer el 4’9% del empleo al 9’9% actual. El sector demanda perfiles más especializados dentro del ámbito ‘IT’. Cada vez es más frecuente usar métodos alternativos a la entrevista ‘clásica’ para la selección de personal.

El mercado actual está cambiando, y las empresas españolas saben que para ser competentes en sus sectores deben transformarse digitalmente. Un estudio reciente de Íncipy e Inesdi muestra que el 75% de las empresas españolas se encuentran en fase avanzada en la digitalización de sus negocios en lo que se refiere a RRHH.

Además, el teletrabajo sigue creciendo como opción de empleo elegida por las empresas españolas. Los últimos indicadores del Instituto Nacional de Estadística el teletrabajo ha pasado de suponer el 4’9% del empleo al 9’9% actual, una cifra que parece mantenerse estable después de acabar la fase de confinamiento general de la población a causa de la pandemia.

Dada esta situación, el sector demanda perfiles cada vez más especializados dentro del ámbito ‘IT’, ya que este tipo de empleados son necesarios para poder mantener la infraestructura tecnológica que asegura el buen funcionamiento de cualquier empresa digitalizada, además de su privacidad y del cumplimiento normativo.

Es por esto que los departamentos de RRHH, y especialmente los responsables de selección de personal, deben especializarse en el campo digital, pues el sector demanda un perfil capaz de hacer frente a las nuevas tendencias y posiciones. Por ello, la empresa de recursos humanos, S&YOU, presenta las 4 tendencias que todo buen trabajador del sector debe conocer.

4 tendencias de los RRHH

  1. Big data

El Big Data es sin duda la base fundamental para entender el resto de las tendencias en el sector de los RRHH. Gracias al Big Data los datos se convierten en información, y a la vez los números se transforman en personas. Mediante la analítica de datos, si se aplica a la gestión de personal o people analytics, se puede obtener un conjunto de informaciones respecto a la trayectoria de los colaboradores, cosa que ayuda a predecir cuál será el desempeño de los candidatos una vez se incorporasen a la empresa.

  • Inteligencia artificial

El segundo must es la inteligencia artificial. Hay que entenderla como una herramienta, un suplemento al Big Data que puede ayudar fundamentalmente en tres aspectos: la identificación del talento, la escucha al colaborador y la asistencia virtual, como también ofrece soluciones en la selección del personal.

  • Redes sociales

El papel de las redes sociales como canal comercial o vía de contacto con los clientes potenciales hace tiempo que está asumido por las empresas. Sin embargo, resulta menos conocido el interés de las redes sociales para la gestión de Recursos Humanos. Además, para sectores nicho como el tecnológico, en el cual se está viendo un aumento realmente considerable de la demanda de personal cualificado, las RRSS laborales son la principal fuente de reclutamiento y canal de atracción de nuevos empleados.

  • Gamificación

De entre todas las herramientas digitales para promover la motivación en la plantilla, la gamificación es una de las más efectivas. Consiste en aplicar un conjunto de técnicas y conceptos del juego en diversas actividades de la empresa. El empleo de los juegos en el ámbito laboral, lejos de suponer una pérdida de tiempo y de concentración a la plantilla, supone una serie de ventajas más que interesantes para cualquier empresa: formar el personal, fomentar el trabajo en equipo, fomentar la motivación y el compromiso y seleccionar a los candidatos.

Según Fernando González, consultor especializado en el sector IT de la consultoría S&you, “cada vez es más frecuente usar métodos alternativos de este ámbito para la selección de personal, en vez de hacer una entrevista ‘clásica’ o una dinámica de grupo estructurada donde puedes prepararte las respuestas previamente, porque siempre se usan las mismas”.

En ese sentido, “se emplean cada vez más juegos de situaciones reales tipo ‘scape room’, donde se puede ver el desempeño in situ de cada persona ante problemáticas concretas, así como sus habilidades esenciales para cualquier ámbito laboral como son la tolerancia a la frustración, la resolución de problemas o el trabajo en equipo”.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *