Mar. Nov 30th, 2021

Continental ofrecerá a partir de ahora al mercado de recambios de automoción los mismos amortiguadores de suspensión neumáticos y compresores que suministra a los fabricantes de vehículos. De esta forma, los talleres podrán comenzar a utilizar las nuevas piezas que se instalan de serie al reparar dichos sistemas. “Estamos avanzando sistemáticamente en la ampliación de nuestra cartera y reforzando la marca Continental.

Continental impulsa la ampliación de su cartera para el mercado de posventa con nuevos productos para los modelos de VW y Audi

La incorporación de estas piezas originales a nuestra gama de productos marca una vez más la pauta en términos de calidad y nos acerca un poco más a nuestra visión de ofrecer a los talleres todo de una sola mano”, explican desde el departamento de servicios OE y Aftermarket de la compañía. Tanto los amortiguadores de suspensión neumática como los compresores ya se pueden solicitar a nuestros distribuidores.

Su experiencia como fabricantes originales nos avala

Hasta ahora, en el mercado de recambios de automoción se ofrecían con frecuencia sistemas de suspensión neumática y compresores refabricados, así como productos con un diseño idéntico pero no original. Continental ha decidido aprovechar su amplia experiencia de casi 25 años de producción en serie para poder llevar las piezas originales ahora también a los talleres independientes. Esto permitirá que los conductores puedan confiar en la misma calidad que tenía el producto cuando se instaló originalmente en la fábrica.

Los productos estarán disponibles principalmente para los modelos de las marcas Volswagen y Audi, incluidos el VW Touareg, el Audi A8 y el Audi Q7, aunque se está trabajando para ofrecer y llegar en un futuro a más vehículos en Europa.

Los sistemas de suspensión neumática suelen instalarse en los vehículos de alta gama y en los modelos todoterreno y proporcionan estabilidad así como permiten el ajuste variable del chasis. Son sistemas esenciales no solo para el confort de la conducción, sino también para la seguridad, pues los sistemas de suspensión neumática defectuosos pueden afectar a la distancia de frenado y a otros sistemas del vehículo. Esto se debe al desgaste de los componentes, que depende del comportamiento de la conducción individual, y suele progresar lentamente sin que el conductor lo note. Por ello, los expertos de Continental recomiendan siempre una revisión periódica de los sistemas en el taller.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *