Dom. Oct 24th, 2021

La movilidad eléctrica no sólo es cada vez más atractiva en el ámbito de la movilidad individual, sino que también está experimentando un crecimiento de la demanda en el transporte público local y el transporte de mercancías. Junto con los principales fabricantes de vehículos y empresas tecnológicas, Continental está trabajando en soluciones de neumáticos para estos requisitos especiales.

El fabricante de neumáticos premium realiza, actualmente, pruebas de conducción en el Contidrom con un camión eléctrico del especialista en vehículos comerciales eléctricos Futuricum, que ha sido usado por la empresa de mensajería DPD Suiza en el tráfico regional del país desde marzo de este año. El vehículo de Futuricum se basa en un Volvo FH, que la empresa matriz de Futuricum, Designwerk Products AG, ha convertido en un vehículo eléctrico. El camión de 19 toneladas tiene 680 CV y, con una capacidad de 680 kilovatios hora, lleva a bordo la mayor batería de camión de Europa, lo que permite una autonomía de hasta 760 kilómetros sin carga.

«El vehículo ha estado en las carreteras regionales suizas desde principios de año y, actualmente, rueda con neumáticos de la línea de productos Continental EcoRegional», dice Hinnerk Kaiser, Jefe de Desarrollo de Neumáticos de Autobús y Camión en Continental. «La combinación de Conti EcoRegional HS3 y HD3 permite un alto kilometraje y una resistencia a la rodadura extremadamente baja. Por lo tanto, ofrece las características esenciales para el funcionamiento económico de los vehículos comerciales con motor eléctrico».

Las series de pruebas actuales tienen el objetivo de aumentar aún más la eficiencia y, en concreto, se trata de ampliar la autonomía reduciendo la resistencia a la rodadura. Además de los neumáticos originales, se compara directamente el Conti EfficientPro con prototipos completamente nuevos.

El Conti EfficientPro es un producto en fase de test que fue desarrollado específicamente para el transporte de larga distancia y hace hincapié en la eficiencia del combustible. Los prototipos especiales se fabricaron en la fábrica del gigante alemán de Hannover-Stöcken, en la sede central de investigación y desarrollo de neumáticos premium de Continental, en un elaborado proceso robotizado y perfeccionado por expertos en neumática.

«Al igual que con todos los accionamientos eléctricos, los neumáticos del Futuricum Logistics 18E están expuestos a un mayor par motor durante el arranque y la aceleración», explica Hinnerk Kaiser. «Al mismo tiempo, el peso y la distribución del peso de la cabeza tractora se ven incrementados por la batería especialmente potente. Por lo tanto, los neumáticos no sólo deben tener una baja resistencia a la rodadura, sino también soportar cargas más pesadas que los neumáticos de vehículos comparables con motores de combustión interna. Igualmente, deben durar lo mismo y cumplir los mismos requisitos de seguridad que los neumáticos de camión para transmisiones convencionales».

Equilibrar los objetivos contradictorios, sobre todo el kilometraje y las prestaciones de frenado y manejo, a un nivel cada vez más alto es técnicamente más exigente. Al mismo tiempo, en vista del rápido desarrollo del segmento de la movilidad eléctrica, los ingenieros se encuentran en una carrera a contra reloj. “Como fabricante de neumáticos de altas prestaciones de Hannover, somos inflexibles con respecto a nuestros principios: el desarrollo del neumático pretende acortar significativamente el tiempo de industrialización, independientemente de las generaciones de neumáticos existentes”, añade Kaiser.

La empresa suiza Designwerk Products AG está especializada en la conversión de camiones y furgonetas a motores eléctricos. La gama de productos también incluye cargadoras rápidas móviles y sistemas de baterías modulares. DPD Switzerland es uno de los principales proveedores de servicios privados de mensajería y paquetería en Suiza y gestiona más de 24 millones de paquetes al año. Se espera que el Futuricum Logistics 18E, encargado a principios de 2021, recorra al menos 80.000 kilómetros al año. En comparación con otros camiones similares de motor diésel, el camión eléctrico ahorra 90 kilogramos de CO2 por cada 100 kilómetros, lo que corresponde a 72 toneladas de CO2 ahorradas al año.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *