Dom. Sep 25th, 2022

Algunos países son conscientes del peligro que suponen los deslumbramientos del sol y llevan un registro del número de accidentes producidos por esta causa. Lamentablemente, muchas personas mueren o resultan gravemente heridas por accidentes provocados por los deslumbramientos del sol, que afectan a la visibilidad.

Los expertos en alquiler de coches de vacaciones de StressFreeCarRental.com dan cinco importantes consejos que contribuyen a garantizar la seguridad de los conductores cuando viajan con un sol intenso o bajo. Los consejos de los expertos se basan en adaptar el entorno para tener una mejor visión de la carretera o en reducir la velocidad para disminuir el riesgo de colisión.

Unas gafas de sol tradicionales te proporcionan protección contra la luz del sol mientras conduces, sin embargo si son polarizadas son la mejor opción, ya que reducen posibles deslumbramientos del sol sin oscurecer el entorno. Una vez que hayas elegido unas con las que te sientas cómodo, guárdalas en el coche para utilizarlas cuando las necesites.

Importancia de la visera parasol

Llevar gafas de sol

La visera parasol de los coches, colocada en la parte superior del parabrisas delantero, deberá utilizarse en los días de calor y soleados para reducir el impacto de los rayos del sol. Puedes utilizar la visera parasol del lado del conductor y del copiloto cuando sea necesario. Asimismo, puedes desengancharlos y girarlos para proteger las ventanillas laterales.

Tómatelo con calma

Una forma de limitar las posibilidades de sufrir un accidente es controlar la velocidad y reducirla cuando sea necesario. Esta práctica puede darte unos segundos de vital importancia. Además, es buena idea dejar una distancia prudencial con los vehículos que te rodean en caso de que el sol te ciegue temporalmente.

Total visibilidad en todo momento

Es conveniente preparase para un viaje largo cuando circules por zonas que no conoces. Para ello, debes limpiar y ordenar el coche para asegurarte de que tienes una buena visibilidad a través del parabrisas y de todo el salpicadero. También es útil limpiar el parabrisas y los retrovisores para asegurarse de que no hay manchas o suciedad que puedan dificultar aún más la visibilidad en un día de sol radiante.

¿Es necesaria una reparación?

Si tu parabrisas o ventanillas tiene grietas o arañazos recientes, es aconsejable repararlos cuanto antes. El sol que incide en estas superficies puede distorsionarse aún más y causar más puntos ciegos, convirtiéndose en un riesgo de seguridad para ti, los demás pasajeros y otros usuarios de la carretera.

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.