Dom. Sep 25th, 2022

La ciudad austríaca fue la predecesora de la oleada de ciudades inteligentes en Europa. Para reducir el impacto ambiental y poner en marcha una serie de proyectos tecnológicos, la levantaron desde cero y la establecieron como piloto de prueba. Hoy ya lleva años funcionando y es uno de los mejores ejemplos. Reciclaje, cohousing, electromovilidad, eficiencia energética y apps entre sus pilares.

Pensar en una ciudad inteligente hoy en día remite directamente a pensar en movilidad eléctrica, gestión de los recursos y hasta por qué no, en la tecnología aplicada al servicio de la sociedad. Sin embargo, hacerlo a principios de los años 2000 era un desafío mucho más grande: pensar en un concepto ambiental, sustentable y tecnológico. 

Esto mismo fue lo que hicieron en Viena, capital de Austria y uno de los lugares más sustentables e inteligentes del planeta donde desde el 2004 empezaron a realizar encuestas y charlas con los ciudadanos para conocer en qué aristas sería necesario innovar. Tres años después, para el 2007, ya habrían llevado a cabo la primera ciudad inteligente del planeta tierra, en una superficie de 240 hectáreas que pertenecían a un antiguo aeródromo. 

Se trata de Aspern y fue construida desde cero a unos 14 kilómetros de Viena. Es parte incluso del proyecto denominado Smart City Vienna que se llevó a cabo entre el gobierno austríaco y el reconocido arquitecto Johannes Tovatt, que buscó, en aquel entonces, dar en la tecla para conseguir una ciudad que se ajuste a los parámetros ambientales y sociales necesarios para la época. 

Por aquellos años, pensar en una ciudad inteligente era visto quizás hasta como un gasto innecesario o mejor dicho, como una inversión que muy pocos países del mundo tuvieron la intención de realizar. Hoy, gracias a la innovación austríaca es que pensar en el concepto inteligente se compara más a la facilitación de los procesos que a robots que limpian casas por arte de magia.

Lejos de esa imagen, Aspern fue pensada como la primera ciudad inteligente por muchas de sus bondades, entre ellas su capacidad de descarbonizar la movilidad, por lo que es prohibido el ingreso de vehículos a combustión interna. Desde el municipio local han impulsado, además, la utilización de bicicletas dentro de Aspern, a tal punto que es el medio de transporte de repartidores y el más utilizado por los ciudadanos para ir a trabajar.  

Desde Utopía Urbana hemos.visibilizado diversos proyectos como los casos de Eko Atlantic City (Nigeria) y Konza City (Kenia) ambas también africanas, Masdar City (Emiratos Arabes), NEOM y Oxagon (Arabia Saudita), Woven City (Japón), Telosa en Estados Unidos, Cancun Smart Forest en México, Nueva Santa Cruz (Bolivia), +Colonia (Uruguay) o mismo Songdo en Corea del Sur. 

Es tan alto el compromiso de la ciudad con el medio ambiente, que en su construcción se utilizaron métodos para disminuir la cantidad de viajes de transporte de material, logrando evitar 4.950 toneladas de emisiones de CO2.

Uno de los proyectos interesantes que tiene esta ciudad a diferencia de otras reconocidas como inteligentes es la administración de las viviendas. Las casas se administran según la modalidad de “Cohousing” o covivienda. Tal como lo indican las palabras, este proceso se da cuando un grupo de personas compra una casa para administrar de forma cooperativa. 

Esto permite reducir la huella de carbono de las viviendas y a su vez resolver un problema fundamental. De esta manera, quienes no dispongan de la capacidad económica como para comprar su hogar, pueden hacerlo de manera conjunta y separar y diseñar los espacios a su conveniencia. 

Sin embargo, no es lo único en materia de sostenibilidad que atañe a la vivienda. Todos los edificios de Aspern fueron diseñados con paneles solares en sus techos para poder reducir el consumo energético y no depender de la generación eléctrica estatal. De esta manera, los hogares de la ciudad aledaña a Viena tienen un consumo 100% de energía solar

Vienna is Building a $6BN “City Within a City”

Esta ciudad  se encuentra en la última etapa de su planificación y es una de las más avanzadas en materia inteligente del mundo. Esta fase, que tendrá lugar entre el 2023 y el 2030, consiste en terminar completamente la infraestructura. Si bien hasta el momento ya está funcionando como una ciudad, resta terminar algunos edificios para completar el plan que estipula que, para el fin de la década, existirán en Aspern unos 11.000 inmuebles residenciales con la capacidad de albergar a 20.000 personas y unas 500 empresas. 

La increíble ciudad está construida en medio de un lago artificial para el cual se excavaron 650 mil toneladas de tierra, que fueron procesadas y recicladas para ser usadas en parte del proceso productivo de la ciudad. Lo mismo con el hormigón de las antiguas pistas de aviación.

Sin embargo, no se trata de lo único que convierte a Aspern en la primera ciudad inteligente. Es conocido que Austria, más específicamente Viena -su capital- está increíblemente avanzada en lo que respecta a ciudades sustentables. En ese sentido, miles de emprendedores buscan vincular el cuidado ambiental al desarrollo startup

Tal es el punto que son infinitas las aplicaciones móviles que permiten realizar una gran cantidad de acciones hogareñas con tan solo un botón. Desde activar el lavarropas hasta conocer la capacidad de llenado de la heladera o llevar una dieta balanceada. Incluso hay aplicaciones instaladas en las viviendas que recomiendan qué abrigo utilizar a lo largo de todo el día. 

Los datos de los edificios se envían a un laboratorio urbano en el sitio, que está en funcionamiento desde 2013, para optimizar la producción y el consumo de energía, y desarrollar redes eléctricas inteligentes

Por otra parte, estas startups también han intentado reducir el consumo energético, para ello tienen mediciones en tiempo real de la energía utilizada en la casa. Teniendo en cuenta que la energía solar es almacenada en baterías, de esta forma los usuarios pueden controlar no excederse de lo que puede generar el panel solar ubicado en el techo. 

Al día de hoy, ya finalizada la etapa dos y pronta a comenzar la tercera, Aspern cuenta con más de 3.000 viviendas habitadas por más de 8.500 personas, así como unos 300 comercios. Además cuenta con instituciones académicas en todos sus niveles que ya cuenta con más de 1.000 inscriptos. 

Por otra parte, la línea de colectivos eléctricos que conecta a Aspern con la capital austríaca permite generar un intercambio laboral entre quienes decidan vivir allí y tengan trabajo en Viena o viceversa. La gran capacidad de generar empleo de esta ciudad inteligente también lo ubica como un lugar elegido por los austríacos para desarrollar un futuro prometedor. 

FICHA ASPERN: 

Nombre: Aspern

Ubicación: a 14 km de Viena (Austria)

Año: 2007

Por qué es inteligente: Utiliza aplicaciones inteligentes para regular el consumo hogareño, sus edificios tienen paneles solares en el techo, utiliza el método de cohousing para reducir el impacto ambiental de las viviendas. 

Por qué es sustentable: Bajo consumo energético, la bicicleta es el principal medio de transporte para evitar la combustión, tiene medición de los consumos hogareños que se alimentan de energía solar, reciclaron materiales para su construcción.

Sigue nuestras Noticias

Visita Utopía Urbana

Por Utopía Urbana

Utopía Urbana es una publicación online orientada al desarrollo de las ciudades, con sede central en Argentina. Utopía Urbana y CityMotion han firmado un acuerdo de colaboración para el intercambio de información relacionada con el desarrollo de las ciudades en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.