Vie. Dic 9th, 2022

La velocidad de las entregas se ha convertido en un deber más para el ecommerce, que tiene que cumplir con las expectativas de entrega de unos consumidores cada vez más exigentes. En este sentido, el quick commerce, o Q-commerce, es una nueva tendencia dentro del comercio electrónico que garantiza entregas muy rápidas, de entre 15 minutos y dos horas.

Una de las ventajas principales que ofrece este modelo de comercio a la empresa es la rentabilidad. Mientras que el ecommerce tradicional supone un trabajo constante por ofrecer buenos precios para poder competir en el mercado, el Q-Commerce permite a las empresas ofrecer sus productos al valor que deseen porque el foco está puesto en la velocidad de la entrega. En este sentido, la optimización de rutas juega un papel fundamental en la estrategia para planificar las entregas y cumplir con los tiempos pactados.

Pero la pregunta es ¿están las empresas de logística preparadas para este tipo de comercio? Según Guillermo Castelli, CEO de QuadMinds, plataforma SaaS que ayuda a las empresas a mejorar sus tiempos de planificación, sus costes y el nivel de servicios, “el Q-commerce no es para todas las empresas, y eso está bien. Aunque sea una tendencia o una evolución natural de los modos de vida, no todo el mundo tiene la obligación de ofrecer este servicio. Sin embargo, es cierto que las exigencias del público consumidor empujan a la competitividad y dejan fuera a los negocios que no pueden cumplir con ellas. El punto está en saber qué es lo diferencial de la empresa y cómo puede adaptarse a las novedades.”

Los sectores de la alimentación y farmacéutico fueron los pioneros en este tipo de comercio para cubrir necesidades básicas y de urgencia, pero actualmente cualquier negocio que tenga un buen control de su inventario y cuente con stock para abastecer la demanda de esta modalidad de compra rápida, podrá posicionarse dentro del Q-commerce. Para buena parte de los consumidores es mucho más fácil y rápido hacer sus compras online y obtenerlas en el día. El Q-commerce se encuentra aquí con la necesidad satisfacer esta demanda por medio de una logística eficiente y rápida que, en ocasiones, solo puede conseguirse con aliados estratégicos.

Cuidar del medio ambiente, el objetivo del Q-ecommerce

Otra cuestión importante a tener en cuenta cuando una empresa planea su estrategia de entrega de paquetería es la sostenibilidad. ¿Es realmente sostenible ofrecer entregas rápidas? ¿Cuánto afecta al medio ambiente el crecimiento del comercio electrónico? Según el CEO de QuadMinds“los consumidores exigen y esperan que su pedido llegue lo más rápido posible pero también valoran que las empresas sean conscientes del efecto de sus operaciones en el planeta. Por ello, optimizar las rutas de reparto para generar recorridos eficientes es uno de los puntos que las empresas deben considerar al planear su estrategia de entrega”. 

De hacerlo, lograrán también un ahorro de combustible, que unido a un posible reemplazo de vehículos por otros híbridos o eléctricos y la incorporación de embalajes de materiales reciclables hará que el Q-Commerce sea respetuoso con el medio ambiente.

En definitiva, para este tipo de comercio la eficiencia en la logística es fundamental, ya que implica mucha rotación de productos en los almacenes y es primordial mantener un orden y un control detallado de los productos y no retrasar los procesos de packing y picking.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *