Vie. May 27th, 2022

Voi Technology, compañía líder en micromovilidad, ha hecho una recopilación de las tendencias para el transporte urbano que podremos observar en las principales ciudades durante 2022: multimodalidad, educación y electrificación son algunas de las que más se impondrán.

Voi Technology, compañía sueca líder europea de micromovilidad, ha analizado cuáles serán las tendencias que cambiarán la movilidad de las ciudades españolas en este año que acaba de iniciar. La compañía desembarcó el año pasado en el territorio nacional con el objetivo de construir ciudades de 15 minutos allá donde despliegue sus patinetes.

Este concepto, que comienza a convertirse en realidad en algunas de las ciudades donde Voi opera, es la máxima expresión de la movilidad inteligente. Está basado en la idea de favorecer la posibilidad para los ciudadanos de estar a un máximo de 15 minutos de sus necesidades básicas (trabajo, supermercado, farmacia, etc.) gracias a la multimodalidad, es decir, la combinación de trayectos en transporte público, a pie y en patinete o bicicleta.

Un ejemplo de estos avances puede verse en la ciudad de Sevilla, donde Voi comenzó a operar en julio con un proyecto piloto de 18 meses y ya ha logrado realizar más de medio millón de viajes. Con esta fórmula, además de ofrecer comodidad a los usuarios que escogen desplazarse en patinete, se evita que otros vehículos circulen generando emisiones de CO2, ruido y tráfico en la ciudad.

Alrededor de esta visión, Voi ha analizado las 7 tendencias que contribuirán en 2022 a alcanzar la meta de desarrollar ciudades más eficientes y sostenibles con este nuevo concepto de la movilidad:

  1. Proximidad. Con las distintas opciones de movilidad que se han venido presentando en los últimos años en las ciudades españolas, veremos cómo los ciudadanos cambian su forma de realizar sus trayectos, especialmente los de corta distancia, pasando de usar vehículos privados a utilizar otras alternativas más cómodas como patinetes, bicicletas o transporte público. De esta forma, los viajes se realizarán de una forma incluso más rápida evitando atascos o aparcamientos complicados en los trayectos reducidos.
  1. Educación y seguridad. Una de las mayores preocupaciones en torno al uso de nuevos medios de transporte es la seguridad. Esta falta de confianza se debe al desconocimiento sobre su utilización, pero ahora que vehículos como los patinetes comienzan a normalizarse, el reto más importante será educar en su uso y en la regulación establecida para crear entornos seguros para todos los usuarios, así como para el resto de ciudadanos.
  1. Innovación y digitalización. Los avances tecnológicos abren un nuevo abanico de posibilidades que facilitará la conexión de los desplazamientos en distintos medios de transporte. Un ejemplo de ello es la integración que están desarrollando distintas aplicaciones para que el usuario pueda crear su trayecto basándose en todas las opciones disponibles para él. Un ejemplo de este tipo de innovación es la introducción de Voi en Google Maps, desde donde ahora pueden verse los patinetes libres cerca de un punto determinado.
  1. Multimodalidad a través de transportes sostenibles. Ahora que existen alternativas sostenibles combinables para llegar a cualquier punto de una ciudad, los ciudadanos están cambiando sus hábitos en favor del medio ambiente. Desde Voi, a través de una encuesta, se sabe que el 63% de todos los viajes de los usuarios Voi se hacen en integración con trayectos realizados con otros vehículos del transporte público. Además, desde Voi calculan que en el tiempo que llevan en la ciudad de Sevilla, sus usuarios han evitado la emisión de 19,86  kg de partículas PM 2.5 en el aire y de 29,5 toneladas de CO2. Estas cifras equivalen a 86.581 viajes en coche evitados, seis coches privados inutilizados durante todo el año y a 75 m2 de espacios públicos ganados al evitar su uso para aparcamiento de coches.
  1. Optimización de la logística y operaciones. En los últimos años han llegado a las ciudades diversas opciones de transporte que no se consideraban previamente. Su introducción ha requerido la puesta en marcha de un sistema de mantenimiento de los vehículos y del desarrollo de una logística específica. Ahora que estas fórmulas están instauradas, su misión será optimizar sus operaciones para hacerlas más eficientes y sostenibles y contribuir al orden de la ciudad.
  1. Mejora de las infraestructuras. Ahora que los gobiernos locales comienzan a ver los beneficios de la multimodalidad para las ciudades, la inversión en las infraestructuras ha incrementado. Un ejemplo es el plan Madrid 360, en el cual el ayuntamiento de Madrid ha planeado construir un carril bici en el Paseo de la Castellana y la red Ciclista Anillo Verde. Sin embargo, para construir ciudades verdaderamente adaptadas a las necesidades de las personas será necesario que las autoridades apuesten de forma clara por el transporte público y los servicios de vehículos compartidos, como los patinetes.
  1. Electrificación y reducción de la huella de carbono. A parte de la mejora de las infraestructuras, la fotografía de las ciudades cambiará cuando se dé un paso más hacia la sostenibilidad instalando el sistema necesario para impulsar el uso de los vehículos eléctricos, con puntos de recarga, por ejemplo. Será fundamental facilitar el acceso a este tipo de soportes para impulsar el cambio y reducir el uso de vehículos motorizados para que a su vez disminuya la huella de carbono.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.