Dom. Sep 25th, 2022

La Federación de Consumidores y Usuarios (CECU), junto con el resto de organizaciones del Consejo de Consumidores y Usuarios, ha participado hoy en la reunión convocada por la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón. La reunión ha servido para el avance a las organizaciones de consumidores de las líneas de actuación incluidas dentro del plan de contingencia que el gobierno está diseñando estas semanas para dar respuesta a la crisis energética, teniendo en cuenta los posibles diversos escenarios o grados de alerta.

Este plan va a ir adaptándose a la realidad en cada momento, dependiendo del avance de la situación. Los ministerios presentes han manifestado  interés en mantener el diálogo abierto y reforzar sinergias con las organizaciones de consumidores. Los ministerios han puesto en valor la cercanía con las personas consumidoras de nuestras organizaciones, rasgo que esperan que pueda reforzar la capacidad de comunicación y divulgación de las medidas en materia energética de manera directa y más efectiva que si el esfuerzo se hiciera exclusivamente desde las administraciones. 

En cuanto al contenido técnico de la reunión, destaca la intención de incidir sobre la demanda para así reducir la dependencia del gas. Los objetivos climáticos ya nos habían colocado en un escenario de reducción de la demanda en el medio plazo, pero actualmente esta reducción se ha tornado un imperativo económico, urgente e imprescindible. Teniendo en cuenta este marco, CECU ha presentado a los ministerios sus propuestas entre las que destacan:

  • Una auditoría de precios de la electricidad, tanto en relación a la conformación de precios del mercado mayorista como a los costes del sistema para garantizar que se establecen con criterios transparentes, que permita identificar las principales causas que intervienen en las subidas de precios para, con este diagnóstico, llevar a cabo una intervención más certera en las medidas más efectivas y adecuadas.  
  • Una revisión del mecanismo del bono social que sirva para adaptarlo a la realidad actual, en la que cada vez más personas están en situación de vulnerabilidad, en un contexto de inflación y crisis energética. Frente al enfoque asistencialista del bono social, CECU propone colaborar en la reforma del mercado regulado y su tarifa PVPC, como mecanismo de protección al consumidor frente a tarifas abusivas o poco claras y plantear una tarifa social que sustituya el estigma asistencialista del bono social. 
  • Un mecanismo de agregación de demanda que vaya más allá de los grandes consumidores, que plantea el ministerio. Desde CECU consideramos que los contadores inteligentes proporcionan una oportunidad para transformar la manera en que las personas entendemos nuestro consumo energético, dándonos un papel activo dentro del sistema eléctrico. Consiste en utilizar la tecnología a nuestro alcance, como los contadores inteligentes, para hacer coincidir los picos de demanda con los picos de producción renovable y autóctona, de forma que se reduzca la dependencia del gas. Es una medida transformadora que da la vuelta a nuestra forma de entender y de consumir la energía, más acorde con las necesidades actuales, que se puede implementar por medio de señales de precio que incentiven su uso prioritario y que permiten implicar a las personas consumidoras para que dejen de ser consumidores cautivos y pasen a ser consumidores activos en el uso del sistema eléctrico.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.