Jue. Dic 8th, 2022

Cerca de 55.000 asistentes han formado parte de la XII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU) y el Festival de Arquitectura y Ciudad MEXTRÓPOLI, dos eventos clave de la arquitectura que por primera vez en la historia se han celebrado juntos sumando sinergias a la escena iberoamericana.

Las cifras hablan de éxito, tanto por cantidad como por diversidad de públicos: a través de más de cien actividades repartidas en cerca de 16 sedes y bajo el lema Habitar al margen, esta doble cita convirtió del 21 al 25 de septiembre a Ciudad de México en epicentro de la arquitectura iberoamericana. Como eje del encuentro, la reflexión sobre la búsqueda de hábitats alternativos frente a los nuevos retos urbanos, la habitabilidad y la sostenibilidad de la ciudad. 

En palabras de Andrea Griborio, directora de MEXTRÓPOLI: «Estamos sumamente felices de volver a tomar espacios de la ciudad para hablar de arquitectura en su sentido más amplio, el cual contempla la comunidad, el espacio público, la movilidad, la vivienda…, de todos esos temas que han sido discutidos por unos pocos pero que realmente nos afectan a todos».

Exposiciones, conferencias, mesas de diálogo, o HAM Sessions, han sido vehículo para la reflexión conjunta en torno a muy diferentes temas como ciudad y feminismo, la accesibilidad de la vivienda o la crisis climática, y han despertado la atención tanto del propio sector como de la ciudadanía.

En este sentido, actividades como las conferencias magistrales del Teatro Metropólitan fueron lugar de conexión para profesionales y estudiantes de distintas escuelas de Latinoamérica con voces tan destacadas como Ana Falú, Premio a la Trayectoria de la XII BIAU y encargada de la conferencia inaugural, o el arquitecto Shigeru Ban, a cargo del cierre de las mismas. Tatiana Bilbao, David Barragán, Marta Moreira, Camilo Restrepo, Zaida Muxí y José María Montaner, Philippe Rahm, Cecilia Puga o el colectivo londinense Assemble participaron también en las conferencias.

El espacio público, las rutas arquitectónicas o los talleres gratuitos han sido estos días no solo punto de encuentro, reflexión y debate sino de reencuentro tras las restricciones ocasionadas por la pandemia.

“Esta doceava Bienal iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo Habitar al Margen apela al debate ético y político iberoamericano; a la necesidad de hacer visible las formas de habitar de la mayoría”, resumía Ana Falú.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *