Mar. Ago 9th, 2022

La innovación y la sostenibilidad siempre han sido dos de los grandes pilares de Bezoya. Por eso se convirtió hace un año en la primera marca del mercado en vender agua envasada en Bag-in-Box®, gracias a un envase que contenía un 60% menos de plástico por cada litro envasado, lo que lo ha hecho más sostenible.

Ahora, Bezoya ha dado una vuelta de tuerca a este formato junto a Smurfit Kappa, diseñándolo con forma octogonal y cambiando la técnica de impresión a preimpresión del papel exterior. De esta forma, se mejora sustancialmente la calidad de imagen de la caja, donde los colores ahora son más vivos. Esto evita que se vean las ondas del cartón y mejora la visualización en el punto de venta del retail y las grandes superficies, ya que aprovecha las oportunidades que ofrece el lineal para impactar directamente en los compradores por su originalidad.

Este envase está compuesto por una caja de cartón ondulado no plastificada, totalmente sostenible, hecha a medida, cuyo contenido está protegido por una bolsa interior que incluye un grifo especial (Bag-In-Box ® ) para que el agua se mantenga en perfectas condiciones. Además, ambos materiales son fáciles de separar y reciclar en casa, ya que permite poner la caja en el contenedor azul de reciclaje.

Desde el Área de Negocio de Bezoya aseguran que “en Bezoya tenemos un fuerte compromiso con la sostenibilidad, por eso nos hemos comprometido a ser Carbón Neutral en 2022. Un objetivo que Smurfit Kappa nos está ayudando a alcanzar gracias a esta nueva solución sostenible para nuestro formato de agua Bag-in-Box ® de 8 litros. Un embalaje que, además, mejora nuestro branding en el punto de venta y agiliza nuestra cadena de suministro gracias a que su montaje es más rápido”.

Por su parte, Jesús Rivas, Director de Innovación y Desarrollo de Negocio de Smurfit Kappa España | Portugal | Marruecos, añade que, “además de cumplir con sus requisitos de sostenibilidad, este nuevo formato y la utilización de la preimpresión han permitido a Bezoya generar una nueva experiencia en el consumidor y mejorar su imagen de marca en el punto de venta. Asimismo, este embalaje también destaca por su versatilidad a la hora de colocarlo en la nevera, de forma vertical u horizontal gracias a las diferentes posiciones en las que se puede utilizar.

Este Bag-in-Box ® octogonal cumple con el Compromiso Bezoya, que desarrolla iniciativas que protegen el medioambiente y buscan asegurar una gestión responsable en toda su cadena de valor de principio a fin.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.