Mié. Dic 7th, 2022

La construcción es uno de los sectores al que más recursos se destinan, ya que sienta las bases de las infraestructuras que van a condicionar cómo evolucionará una sociedad en sus distintos aspectos. En los últimos tiempos, de la mano de los vertiginosos cambios que se han producido, el sector de la construcción ha puesto todos sus esfuerzos en adaptarse a las necesidades de los ciudadanos para cumplir sus expectativas.

Suponiendo alrededor del 12,5% del PIB en nuestro país, la flexibilidad y sostenibilidad son los dos factores que marcarán la evolución de este sector, según apunta el último estudio realizado por la consultora EY en este campo. Desde Ribera de Calderón, explican que la industrialización y digitalización serán dos aspectos clave para hacer frente a los desafíos de un sector que asume grandes riesgos con márgenes muy pequeños. Así, las claves del futuro de la construcción son los siguientes:

●      Edificios en serie o fabricación off-site: La eficiencia y rapidez no es lo único que caracteriza esta forma tan atractiva de fabricación. Existe un mayor control y se evita que esté condicionado por factores externos como la meteorología, además de acortar los tiempos de entrega. Por otra parte, la sostenibilidad también es un punto clave en este tipo de fabricación, puesto que los prefabricados pueden reducir un 80% la generación de residuos. Esto se debe a que la construcción industrial controlada permite también un control mayor de los residuos que se generan. Así, se consigue cumplir con el concepto de economía circular, al reducir el uso de materiales y poder reutilizarlos en un futuro en otra construcción.

●      La infraestructura de energías: Quizás sea la clave del futuro en cuanto a infraestructura, en un país que se encuentra entre los 10 del mundo que más invierten en energía renovables. Actualmente es el tercer país más atractivo del mundo a la hora de atraer a inversores en este sentido. Nuestro país tiene un 35% más de rentabilidad que el resto de países europeos en energía fotovoltaica, al recibir un 35% más de irradiación solar que el resto. De la misma forma, la energía eólica también está en los planes nacionales para recibir grandes inversiones. En un momento en el que nos encontramos inmersos en una crisis energética, el futuro renovable será el núcleo de las grandes inversiones.

●      El futuro de las oficinas: Es una de las ramas que más cambios está sufriendo, al ser necesaria su adaptación con formatos más híbridos. La desaparición de las oficinas es algo muy lejos de la realidad, ya que lo que estamos viendo son grandes inversiones para volver a adaptar y flexibilizar estos espacios e infraestructuras. Es un avance que urge socialmente para no mermar la relación entre las empresas y los empleados.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *