Lun. May 20th, 2024

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento del informe de la Consejería de Industria, Energía y Minas sobre el seguimiento semestral del Plan para el ahorro energético de la Junta de Andalucía, aprobado el pasado mes de mayo. De este informe destaca que la Administración andaluza ha conseguido un ahorro energético de 15.000 megavatios hora al año (MWh/año), equivalente al consumo de 48.000 hogares en un mes, que conlleva una reducción cercana a los 5,6 millones de euros en su factura eléctrica, evitando además la emisión de 3.867 toneladas de CO2 a la atmósfera, que se corresponderían con retirar de la circulación 2.100 vehículos.

Este plan, concebido como el instrumento general de organización y desarrollo de medidas que contribuirán a la reducción del consumo energético de la Administración de la Junta de Andalucía, incluye 11 líneas de trabajo transversales articuladas en tres ejes principales: la optimización de la factura energética, la realización de inversiones en ahorro, eficiencia energética e implantación de energías renovables en edificios de la Junta de Andalucía, así como el desarrollo de actuaciones para una movilidad sostenible.

Entre los principales resultados conseguidos durante los primeros seis meses de vigencia del plan destaca la identificación y comunicación a los diferentes centros de consumo de casi 1.300 puntos de suministro susceptibles de optimizar su potencia, de los cuales ya se han ajustado casi 300, lo que se ha traducido en un ahorro de 1,1 millones de euros en la factura eléctrica de la Junta de Andalucía.

Además, dentro del objetivo de impulso del autoconsumo en los edificios públicos, ya se han licitado 44 actuaciones para su instalación y hay 76 sedes que lo han incorporado en estos meses, de manera que ya ascienden a 247 los centros de consumo de la Junta de Andalucía que disponen de estas instalaciones, alcanzando los 6,8 MW de potencia instalada.

Asimismo, en este periodo se han contratado más de 130 estudios energéticos para auditar 73.721 m2 de edificios públicos, y se han iniciado 19 licitaciones para acometer inversiones de ahorro, eficiencia energética y de energías renovables en inmuebles de la Junta de Andalucía, gracias a las cuales la Administración regional ya ahorra cerca de 4,5 millones de euros.

Ejemplo de estas actuaciones son las obras de rehabilitación energética ejecutadas en la sede de la Agencia Andaluza de la Energía para convertir su edificio en uno de consumo casi nulo (NZEB), pasando de calificación energética C a clase A, o las desarrolladas en seis centros dependientes del Hospital Virgen Macarena, que han supuesto un ahorro en el consumo de 3.900 MWh/año, que han evitado la emisión de 2.000 toneladas de CO2 anuales, con un ahorro cercano al millón de euros al año.

Para reducir el consumo energético de la Administración regional también es necesario que las personas usuarias de los edificios tengan un comportamiento responsable de uso energético, para lo cual resulta fundamental una adecuada formación y sensibilización. Por eso, otra de las medidas contempladas en el plan es la elaboración de un manual de buenas prácticas dirigido al personal empleado público de la Junta de Andalucía con pautas generales de comportamiento y empleo de las instalaciones a nivel de usuario.

Dicho documento, cuya finalidad es concienciar sobre el consumo de recursos energéticos que supone la actividad profesional y la importancia de su utilización de forma eficiente, ya ha sido elaborado por la Consejería de Industria, Energía y Minas a través de la Agencia Andaluza de la Energía, el cual se distribuirá en formato electrónico entre el personal de la Junta de Andalucía a partir de 2024.

En él se recoge una serie de consejos de ahorro de energía en la calefacción y el aire acondicionado, la ventilación, la iluminación, los equipos de ofimática, los ascensores o la obtención de agua caliente sanitaria. Por su repercusión energética, también incluye recomendaciones para el uso de materiales de oficina (papel, cartuchos de tóner y tinta, entre otros), así como sobre la manera en la que nos desplazamos a nuestros centros de trabajo. Adicionalmente y de forma más particularizada para aquéllos que tienen responsabilidad en el mantenimiento y en la reforma de las instalaciones de los edificios de la Administración andaluza, el manual contempla una serie de indicaciones para mantener, actualizar o reformar dichas instalaciones.

Reducción del 12% del consumo eléctrico en 2026

Con el desarrollo de las medidas recogidas en el Plan -elaborado por la Consejería de Industria, Energía y Minas con la colaboración del resto de consejerías- se pretende conseguir un ahorro en el consumo eléctrico de la Junta del 12% a finales de 2026 respecto al consumo de 2021 y evitar la emisión a la atmósfera de unas 32.300 toneladas de CO2 anuales. Ambos objetivos están alineados con la Estrategia Energética de Andalucía 2030 y se centran en impulsar el liderazgo de la Administración regional en la optimización de los recursos energéticos en sus sedes administrativas y edificios públicos, y en maximizar el uso de energías renovables.

El seguimiento y evaluación de este Plan, diseñado con una filosofía flexible para incorporar o modificar medidas en función de su efectividad u otras necesidades, corresponde a la Consejería de Industria, Energía y Minas, a través de la Agencia Andaluza de la Energía, que ha sido designada como oficina técnica para su elaboración y coordinación de su ejecución y seguimiento.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *