Mar. Sep 27th, 2022

Según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), en el primer trimestre de 2022 los vehículos eléctricos en la Unión Europea prácticamente doblaron su cuota de mercado respecto al mismo período del año anterior. Por ello, un experto de SEAT S.A. ofrece 5 consejos para viajar sobre ruedas eléctricas este verano.

1. Planifica el viaje. Es importante prepararse con tiempo. Repasa las rutas y localiza las estaciones de carga. “Selecciona unas cuantas para las posibles paradas, teniendo siempre en cuenta tanto las necesidades de descanso del conductor como las de carga del coche”, recomienda Josep Bons, responsable de Desarrollo Eléctrico y Electrónico de SEAT S.A. Mejor tener localizada más de una estación por si la primera opción estuviera ocupada o fuera de servicio.

2. Preclimatiza el coche. El sistema de climatización de un coche eléctrico consume energía de la batería, lo que significa que una óptima gestión de la climatización del coche podría suponer una mayor autonomía. Por eso se aconseja que el vehículo mantenga una temperatura interna constante de 22ºC. Lo recomendable es bajar las ventanillas durante unos minutos para ventilar el coche antes de emprender el trayecto. Durante el viaje, mantener las ventanillas subidas optimizará la autonomía al asegurar un mejor comportamiento aerodinámico.  “Súbelas antes de arrancar y activa el aire acondicionado gradualmente hasta llegar a los 22ºC”, dice el ingeniero. “Este truco te ayudará a ahorrar batería durante el trayecto”, añade.

3. Cárgalo completamente. Sal de casa con el vehículo cargado al 100%. Sin embargo, a lo largo del viaje, lo recomendable es que el nivel de carga se sitúe siempre entre el 30% y 80%. “Esto ahorrará tiempo en la estación ya que la última fase de la carga es en la que se invierte más tiempo”, comenta Bons.

4. Conduce eficientemente. La conducción eficiente siempre es recomendable para una experiencia sostenible al volante, pero también ayudará a ahorrar energía de la batería. “La anticipación es clave”,dice Bons. Y añade: “Si se evitan los acelerones y las frenadas bruscas, la carga de la batería durará más”.

5. Aprovecha el tiempo libre. Recargar la batería no tiene por qué ser aburrido. Según Bons, “dependiendo del cargador, se puede tardar solo 20 minutos. En los de carga lenta, serán entre 6 u 8 horas”, pero la clave es aprovechar bien este tiempo. Según el tiempo y con la planificación previa de la ruta, durante la recarga se puede aprovechar para comer un helado, hacer turismo o pasar tiempo con amigos, familiares o compañeros de viaje. También puede ser una buena oportunidad para dejar que la batería se recargue durante toda la noche mientras se descansa en un hotel con encanto.

Sigue nuestras Noticias

Por Luis Fernando Prieto

Periodista especializado en empresas y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.